España dice adiós a la Copa Davis

El español Guillermo García López.

Canadá completó la sorpresa y apeó a España de la Copa Davis de tenis en la primera ronda, después de que el número uno canadiense, Milos Raonic, ganase a Guillermo García López en tres sets por 6-3, 6-4 y 6-2.

 

El capitán español, Álex Corretja, decidió que el debutante García López jugase en sustitución de Marcel Granollers para enfrentarse a Raonic después de que el número uno español ganase el partido de dobles junto con Marc López.

 

Es la primera vez que Canadá, número 12 del ránking de la Copa Davis, gana la primera ronda del Grupo Mundial y avanza a los cuartos de final. Por el contrario, España ha ganado cinco veces la competición y la pasada campaña, en 2012, fue subcampeona tras perder en la final contra la República Checa.

 

Raonic dominó durante todo el partido, que duró algo menos de dos horas, ante la incapacidad de García López para responder al potente saque del canadiense y sus constantes subidas a la red. De hecho, el número 15 del mundo consiguió 22 saques directos, frente a tres de García López, un 68% de primeros servicios y un 87% de puntos ganados con el primer saque.

 

El jugador canadiense abrió el partido ganando el primer juego con tres saques directos y en el primer set rompió en dos ocasiones el servicio de García López, quien fue elegido de forma inesperada por Corretja para intentar frenar al gigante canadiense. En el segundo y el tercer set, Raonic rompió en el primer juego el servicio del español, que acabó completamente frustrado ante la efectividad del canadiense.

 

Nada más ganar el partido y apear a España de la Copa Davis, Raonic, que entrena en Barcelona bajo la dirección del español Galo Blanco, declaró que la victoria frente al equipo español "es increíble". "Estamos haciendo historia hoy", apostilló.

 

Por su parte, el capitán canadiense, Martin Laurendeau, señaló que su equipo aprovechó todas las oportunidades que tuvo. "Es un honor batir a un equipo como España. Hemos trabajado duro. Pero también hemos tenido suerte. Hemos aprovechado esta oportunidad. Habría sido muy diferente jugando en España", dijo Laurendeau que ahora medirá a su equipo ante una sorprendente Italia, que derrotó a Croacia por 3-2.