Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

España destroza a China y peleará por las medallas

Dominio español basado en la defensa y en el liderazgo ofensivo de Sancho Lyttle (24 puntos) y Alba Torrens (17).

71 ESPAÑA (20+15+21+15): Palau (5), Torrens (17), Xargay (7), Lyttle (24) y Nicholls (4) -quinteto inicial- Domínguez (5), Martínez (-), Gil (-), Pascua (4), Cruz (5) y Rodríguez (-).

 

55 CHINA (9+8+18+20): Chen (5), Cheng (2), Lu (4), Gao (7) y H.Huang (2) -quinteto inicial- Yang (2), Li (10), Shao (3), J.Huang (6), Ji (4), Sun (10) y Zhang (-).

   

ÁRBITROS: Sampietro (ARG), Kim (COR) y Oliveros (VEN). Sin eliminadas.

 

PABELLÓN: Abdi Ipekçi Arena. 700 espectadores.

La selección española femenina de baloncesto se ha clasificado para semifinales de la Copa del Mundo de Turquía, que disputará ante la anfitriona o Serbia, después de barrer de la pista a China (71-55) en su compromiso de cuartos de final, ejerciendo un dominio basado en la defensa y en el liderazgo ofensivo de Sancho Lyttle (24 puntos) y Alba Torrens (17).

 

Después de arrollar a Japón, Brasil y la República Checa en la primera fase, el equipo español, que llegó a dominar por 29 puntos este viernes, volvió a completar otra actuación para enmarcar y se metió en la segunda semifinal mundialista de su historia, partido que disputará este sábado con el sueño de clasificarse para su primera final.

 

Más sólida que nunca y plenamente convencida de su plan, España convirtió el cruce de un Mundial en una pachanga en la que meneó a su antojo a China, basando su fortaleza en la coordinación defensiva cercana a una perfección que, a los ojos de su rival, redujo el aro al tamaño de una taza.

 

Las asiáticas, con un pésimo 21 por ciento de acierto de cara al aro al descanso, no encontraban si un resquicio en ataque y sufrían los continuos contraataques diseñados por Lucas Mondelo, que vio con satisfacción cómo la distancia crecía sin remedio hasta alcanzar la veintena antes del descanso (33-13, min.19).

 

China, con una media de altura superior en cuatro centímetros respecto a España, ni siquiera pudo dominar el rebote (40-45) y su adversario no perdió la oportunidad de seguir aumentando la brecha después del descanso, hasta rozar la treintena de ventaja en el tercer cuarto (52-29) tras un afortunado triple a tablero de Silvia Domínguez, muestra de que a las españolas les salía todo.

 

En el último parcial, el seleccionador español se pudo permitir el lujo de otorgar descanso a Lyttle y Torrens, inmensas durante todo el choque al igual que Laura Nicholls (14 rebotes), y China pudo rebajar la dureza de una derrota que estaba cantada. Tras su cuarta exhibición consecutiva, España intentará buscará este fin de semana la segunda medalla mundialista de su historia, cuatro años después del bronce que se colgó en la República Checa.

Noticias relacionadas