España, al borde del objetivo de déficit marcado por la Comisión Europea

El déficit público cerró 2013 en el 6,62 por ciento del PIB, algo más de una décima por encima del objetivo del 6,5 por ciento pactado con la Comisión Europea tras la última revisión de las cifras españolas.

La cifra, además, se ha situado dos décimas por debajo del dato registrado al cierre de 2012 (6,84 por ciento), lo que supone que el Estado ha reducido el déficit en menos de 2.000 millones de euros en un año.

En 2014, el Gobierno tendrá que reducir el déficit casi un punto y situarlo en el 5,8 por ciento, según consta en el programa de estabilidad del Gobierno, que será actualizado y enviado a Bruselas a lo largo del mes de abril.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, destacó que el dato confirma que las "reformas y el esfuerzo" dan "resultado", y añadió que la consolidación fiscal y las reformas estructurales han permitido que España se convierta en un socio europeo "leal, fiable y que cumple" con sus obligaciones.

Además, Sáenz de Santamaría aseguró que el cumplimiento del objetivo de déficit aporta un "clima de confianza" que permite afianzar el crecimiento económico y la creación de empleo en la economía española.