¿Es posible introducir en un avión un cocodrilo, un cadáver, una espada láser o un mono pigmeo?

El buscador Jetcost hace un listado de los diez objetos más extraños que los pasajeros han intenado introducir a bordo de un avión.

Seguro que a la mayoría de los pasajeros de un avión le ha ocurrido que los controles de seguridad del aeropuerto le han obligado a dejar una mínima botellita de agua, un tímido cortaúñas y hasta un queso por ser demasiado cremoso. Sin embargo otros objetos menos inocentes han intentado sortear el registro y algunas veces lo han conseguido. Estos son los 10 ‘equipajes de mano’ más extraños, según el potente buscador de viajes Jetcost (www.jetcost.es), que se han intentado colar en un avión:

 

1. UNA TORTUGA DENTRO DE UNA HAMBURGUESA

 

No es del todo imposible conectar formalmente una hamburguesa con una tortuga, hay similitudes: la figura redonda, la especie de emparedado y el verde reluciente (sea piel o lechuga). Esta conexión al parecer motivó a un hombre en China a intentar introducir su tortuga mascota dentro de una hamburguesa. Un hombre llamado Li, intentó subir a bordo de un vuelo a Pekín con su tortuga dentro de una hamburguesa de KFC; al pasar por los rayos X, los inspectores descubrieron “raras protuberancias” en la hamburguesa. Al ser interrogado Li respondió “No hay una tortuga ahí, sólo una hamburguesa. No hay nada especial que ver”, quizás pensando que la ilusión óptica de la hamburguesa-tortuga podía persistir por unos instantes. La noticia sin duda intrascendente ha estado circulando en numerosos diarios del mundo, a manera de un ligero refresco informativo, disfrutando de la evocación visual de este animal posmoderno que es la hamburguesa-tortuga.

 

2. ARMA Y MUNICIÓN EN EL PELUCHE DE SU HIJO

 

Uno de los casos más alarmantes, según Jetcost, fue el de un padre estadounidense que intentó subir a un avión con un arma y munición escondidas en los peluches de su hijo de 4 años. Los agentes del control de acceso a la zona de embarque del aeropuerto T.F. Green de Rhode Island (EEUU) no daban crédito cuando descubrieron un pequeño arsenal camuflado en el interior de varios peluches infantiles transportados por un padre y su hijo de sólo cuatro años, que pretendían tomar un avión con destino a Detroit. Al pasar por el escáner los juguetes, los oficiales de la Administración de Seguridad en el Transporte, la polémica TSA, vieron algo que les pareció sospechoso: observaron lo que parecía un cargador lleno de balas dentro de un aparentemente inofensivo conejo blanco.

 

Después le llegó el turno a un osito de peluche, también con sorpresa. Llevaba el armazón de una pistola del calibre 40. Por último, los agentes de la TSA pasaron por los rayos X el último de los peluches, un Mickey Mouse que llevaba la corredera y el cañón necesarios para montar la pistola. Las autoridades pusieron al pasajero y su hijo bajo custodia pero, tras interrogarlos durante unos minutos, les dejaron embarcar en su vuelo sin ningún tipo de sanción. Después de investigar el caso, tanto el FBI como los investigadores del aeropuerto estimaron que “no suponían un peligro para la seguridad aérea”. Eso sí, requisaron el arma y la munición.

 

3. RENACUAJOS DENTRO DE LA BOCA

 

Una ciudadana surcoreana fue detenida en el aeropuerto chino de Guangzhou cuando intentaba pasar los controles de seguridad con la boca llena de renacuajos. La curiosa historia comenzó cuando los guardias del aeropuerto vieron a una mujer que trataba de embarcar con una botella de líquido en su equipaje de mano. Siguiendo las reglas de vuelos internacionales, los guardias sugirieron a la pasajera beber el líquido o tirar la botella a la basura, y la mujer eligió la primera opción. Sin embargo, los funcionarios se dieron cuenta de que la pasajera se había llenado la boca con líquido pero no lo había tragado, y exigieron que escupiera en un cubo. La pasajera cumplió la demanda dejando atónitos tanto a los empleados del aeropuerto como a los numerosos pasajeros del vuelo: con el líquido escupió decenas de futuras ranas. Interrogada sobre los motivos de su extraño comportamiento, la mujer explicó que un amigo le había regalado los renacuajos y no quería perderlos. No obstante, la conmovedora historia no convenció a los guardias, que le ordenaron deshacerse de sus mascotas antes de subir a bordo del avión

 

4. SIETE SERPIENTES Y TRES TORTUGAS EN LOS PANTALONES

 

Un hombre intentó tomar un avión en Miami rumbo a Brasil con bolsas de serpientes exóticas y tortugas escondidas en sus pantalones. El portavoz de la Administración de Seguridad en el Transporte, Jonathon Allen, dijo que el hombre fue detenido tras pasar por un detector tomográfico de cuerpo entero en el Aeropuerto Internacional de Miami. Los empleados de seguridad descubrieron las bolsas de nailon con siete serpientes y tres tortugas escondidas en sus pantalones. El diario South Florida Sun Sentinel indicó que los animales fueron expropiados por el Departamento de Pesca y Fauna federal y el pasajero detenido.

 

 

5. UN CADAVER EN UNA SILLA DE RUEDAS
 

Dos mujeres fueron detenidas en un aeropuerto británico cuando intentaban subir a un avión con el cadáver de un familiar como un pasajero. Dos alemanas de 41 y 66 años fueron detenidas en el aeropuerto John Lennon de Liverpool por "no notificar la muerte" de un hombre de 91 años, el pariente con el que intentaban viajar a Berlín. Lo más llamativo del caso fue el modo en que quisieron llevar adelante el engaño. Según reveló la BBC, colocaron al hombre en una silla de ruedas y le pusieron anteojos de sol. Así se presentaron en el mostrador de check in, donde los empleados notaron algo sospechoso y detectaron que el hombre estaba muerto, pese a la insistencia de las mujeres en que estaba sólo dormido.

 

6. UN COCODRILO EN UN MALETÍN
 

El caso más grave del que ha tenido conocimiento Jetcost, es el de un cocodrilo Stonwaway que escapó dell equipaje en el que era transportado y causó tal agitación en los pasajeros que provocó la caída del avión y varios muertos en el accidente. El cocodrilo estaba escondido en una bolsa de deporte de un viajero, con los documentos para poderlo vender, pero consiguió soltarse y se volvió loco, creando terror en el avión. El improvisado movimiento de los pasajeros, por el pánico total, causó una pérdida de equilibrio y la caída del avión que chocó contra una casa durante un vuelo desde la capital, Kinshasa, hasta el aeropuerto regional de Bandundu. El único superviviente del accidente del avión Let 410 contó la increíble historia a los investigadores. Irónicamente, el cocodrilo sobrevivió al accidente, aunque fue sacrificado enseguida por los rescatadores con un golpe de machete.

 

7. UN CRANEO Y DIENTES HUMANOS EN UNA BOLSA DE EQUIPAJE

 

Agentes de seguridad del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale y Hollywood, Florida, encontraron un cráneo y dientes humanos en el equipaje de dos mujeres que iban a viajar a Baltimore, estado de Maryland. Según la Policía de Broward, las mujeres declararon haber visitado Cuba recientemente, en donde compraron dos recipientes sellados, en una tienda religiosa. Uno de los contenedores se rompió, y en su interior hallaron pedazos de cráneo y dientes. Las mujeres, que iban a abordar un vuelo de AirTran Baltimore, ofrecieron quedarse y hablar con la Policía del Condado de Broward, para esclarecer los hechos. Las autoridades aeroportuarias recordaron que todo paquete sospechoso será revisado, y les recomendó a los viajeros tener absoluta certeza de la procedencia de los objetos que transportan.

 

 

8. ESPADA LÁSER DE LA GUERRA DE LAS GALAXIAS
 

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos se ha hecho tristemente célebre en los últimos tiempos debido al extremo celo con que revisan a los pasajeros antes de abordar un vuelo, incluyendo a niños de 3 años en sillas de ruedas. Sin embargo, hace poco los agentes de aviación llegaron a extremos que son, literalmente, de otra galaxia. Peter Mayhew, el actor que interpretó al peludo Chewbacca durante la saga de 'La Guerra de las Galaxias', regresaba a su residencia en Texas cuando los oficiales de la TSA lo detuvieron antes de subir a su avión en el aeropuerto de Denver. ¿La razón? Llevaba consigo un arma... nada menos que su sable láser.

 

Y de hecho lo hacía con motivo. El comediante inglés de 2,21 metros de altura acababa de presentarse en la ComicCon de Colorado, acompañado de su legendaria espada de luz de tamaño extra grande, provocando un serio debate entre los agentes de seguridad respecto de si podía considerarse o no una amenaza. Mosqueado, Mayhew intentó explicarle a los guardias que debido a su altura y edad, que bordea los 70 años, necesita del sable láser para usarlo como apoyo al caminar. Finalmente, el personal de American Airlines, del cual Mayhew es viajero frecuente, salió en su rescate, logrando convencer a los agentes de la TSA de que las probabilidades de que un actor famoso secuestre un avión armado con una espada de luz eran mínimas.

 

9. UN MONO PIGMEO DENTRO DE LA ROPA INTERIOR

 

En el aeropuerto de Nueva Delhi, India, tres hombres planeaban viajar hacia Dubai, pero la policía detectó algo “diferente”: estos tres sujetos llevaban un bulto raro en sus pantalones. Este trío planeaba pasar de contrabando una especie en peligro de extinción: los loris. Las autoridades del Aeropuerto Internacional Indira Gandhi vieron muy sospechoso el bulto que estos hombres tenían en el pantalón. Al revisarles la ropa interior se dieron cuenta que intentaban viajar con varios loris (primates originarios de Indonesia) para venderlos. Los loris iban en bolsas que tenían en los calzones dos de los tres hombres y su destino pudo haber sido Dubai, ya que hacia allá se dirigían provenientes de Bangkok; sin embargo, la policía del aeropuerto los puso bajo arresto, mientras que la organización “People For Animals” se hizo cargo de los primates.

 

10. UN CUCHILLO EN EL BOTE DE MAYONESA

 

Un hombre intentó volar desde Nueva York a Ciudad de México con un cuchillo oculto dentro de un bote de mayonesa; cuchillo y mayonesa fueron confiscados, según informó la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos. El hombre, cuya identidad no fue divulgada, fue interceptado por las autoridades del aeropuerto internacional John F. Kennedy cuando los agentes descubrieron el arma dentro del frasco de cristal del condimento. La Policía de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que tiene jurisdicción sobre los aeropuertos de ambos estados, confiscó el cuchillo y el bote de mayonesa, pero permitió al pasajero subirse al avión sin que se presentaran cargos contra él. Tanto el arma como el condimento están prohibidos en el equipaje de mano, Jetcost recuerda a los pasajeros que cualquier líquido o gel no puede entrar en la cabina si no se encuentra dentro de un recipiente transparente con capacidad máxima de 100 ml.