Erkoreka afirma que Urkullu planteó a Rajoy "un plan completo de paz y convivencia"

Incluía el desarme de ETA, reconocimiento del daño, reparación de víctimas, presos y consenso entre las cuatro grandes fuerzas vascas.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, planteó en su reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "un plan completo de paz y convivencia", que incluía el desarme de ETA, el reconocimiento del daño, la reparación de víctimas, la flexibilización de la política penitenciaria y la necesidad de consensos entre las cuatro grandes fuerzas vascas (PNV, EH Bildu, PSE-EE y PP).


Sobre la polémica que ha surgido con la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, en torno a este encuentro en La Moncloa, Erkoreka ha asegurado que el Ejecutivo vasco "no está dispuesto a alimentar polémicas estériles interesadas, que parece que solo pretenden ocultar el conflicto del debate interno del Partido Popular".

En la rueda de prensa posterior al Consejo del Gobierno, el portavoz del Gobierno vasco ha insistido en que el encuentro entre Urkullu y Rajoy "transcendió y fue mucho más allá de lo que se ha pretendido vender por parte de algún dirigente del PP aquí en Euskadi".

"El lehendakari presentó al presidente del Gobierno un plan completo de Paz y Convivencia que incluía los cinco puntos esenciales que este Gobierno considera imprescindibles para abordar con un mínimo de rigor el fin de ETA", ha apuntado.

En este sentido, ha recordado que el primero es el del "desarme ordenado, verificable y completo" de ETA; el segundo, el del reconocimiento "del daño injusto causado"; el tercero, la reparación de todas las víctimas; cuarto, la flexibilización de la política penitenciaria; y quinto, la participación y el consenso entre las cuatro tradiciones políticas vascas --PNV, izquierda abertzale, PSE-EE y PP--.

"Estos cinco elementos inspiraban y sirven de sustento a los planteamientos del Gobierno vasco en relación con el Plan de Paz y convivencia y son los cinco elementos que han estado presentes en todos los contactos y entrevistas que el lehendakari ha mantenido con todos los interlocutores, tanto con el presidente del Gobierno, como con la presidenta del PP vasco, como con los máximos responsables del PSE-EE, del PSOE, e incluso con la izquierda abertzale", ha destacado.

Según ha asegurado, esto es lo que el lehendakri "ha defendido en todos sus contactos", y ha recordado que Iñigo Urkullu, "en ningún momento, ha desvelado cuál ha sido el contenido material de las entrevistas que ha mantenido en relación con este asunto".

"LEALTAD Y DISCRECIÓN"

"Sí ha dado a conocer cuáles son estos cinco puntos, los que aspiran su actividad y su planteamiento, pero no ha desvelado el contenido concreto de esas entrevistas materiales, entre otras cosas, porque había recibido sugerencias por parte de alguno de los interlocutores, y en concreto por parte del PSOE y del propio Gobierno central para que esas entrevistas se celebraran en un contexto de lealtad y discreción", ha indicado.

En este sentido, ha precisado que "la única que ha dado a conocer parcialmente contenidos materiales de esas conversaciones ha sido la presidenta del PP". "Los demás, hasta la fecha, han respetado los principios de lealtad y discreción a los que nos comprometimos unos y otros, a petición del Gobierno central y del PSOE", ha indicado.

Por último, ha asegurado que el Ejecutivo vasco "no está dispuesto a alimentar polémicas estériles interesadas, que parece que solo pretenden ocultar el conflicto del debate interno del PP".