ERC está dispuesto a prestar dos senadores a Convergència, que necesita seis para tener grupo propio en la Cámara Alta

Pleno de constitución del Senado, hemiciclo antiguo, XI legislatura
El PNV debe negociar también el apoyo de otras formaciones, aunque necesita que se le cedan cuatro parlamentarios


MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

ERC está dispuesto a prestar a Convergència Democrática de Catalunya (CDC) dos senadores para que pueda tener grupo parlamentario propio en la Cámara Alta, unas negociaciones que están en marcha de cara a la constitución del Senado, que tendrá lugar el día 19 de julio.

Fuentes de ERC han explicado a Europa Press que mantienen una "clara predisposición" a ceder puntualmente a dos de sus 12 senadores a CDC, que sin embargo necesitará otros cuatro más para poder llegar a los diez que exige el Reglamento del Senado para tener grupo.

Tras los resultados de los comicios del 26J, CDC perdió cuatro senadores con respecto a la pasada legislatura y se quedó con otros cuatro, lejos de cumplir con los requisitos mínimos para poder organizarse de forma autónoma. Tener grupo supone contar con voz propia en el Senado pero también con una importante financiación.

Si las negociaciones con ERC culminan, CDC sumará dos senadores pero aún deberá conseguir otros cuatro más; tendrán que recurrir al PP, al PSOE, a Unidos Podemos y sus confluencias o a otros partidos minoritarios del Grupo Mixto que estén dispuestos a echarle una mano.

Fuentes parlamentarias han asegurado a Europa Press que se han producido ya contactos entre los partidos, aunque no negociaciones en firme. El plazo de cinco días para organizar grupos parlamentarios comenzará el día 19, una vez constituido el nuevo Senado.

EL CASO DEL PNV

También el PNV necesita ayuda para contar con su propio Grupo Vasco. Cuenta con seis parlamentarios en esta legislatura (ha perdido uno con respecto a la anterior) y tiene que sumar, por tanto, cuatro más. Fuentes de la formación nacionalista han asegurado que su intención es repetir la fórmula de la pasada legislatura, cuando ya recavaron el apoyo de tres senadores del Grupo Mixto.

En esta ocasión, sin embargo, necesitan un senador más y cabe la posibilidad de que negocien para ello con el PSOE. Los socialistas no le cedieron parlamentarios al PNV tras las elecciones de diciembre, pero sí uno de los tres puestos que les correspondían en la Mesa del Senado, donde María Eugenia Iparragirre fue Secretaria Cuarta.

SENADORES DE IDA Y VUELTA

Es habitual que en el Senado unos partidos cedan uno o varios nombres a otros para que alcancen los diez exigidos. Una vez que el grupo está inscrito y empieza a funcionar, los parlamentarios 'cedidos' vuelven a su partido de origen. De hecho, en la pasada legislatura, los socialistas prestaron dos senadores a ERC y otros tantos a Democràcia y Libertad --ahora CDC--, una decisión que fue muy cuestionada por los 'populares' y por algunos dirigentes del propio PSOE.

El Reglamento de la Cámara permite que el número de senadores se reduzca por debajo de diez conforme avanza el periodo de sesiones, pero advierte de que si son menos de seis, al final de ese plazo el grupo quedará disuelto. Los periodos de sesiones van de septiembre a diciembre y de febrero a julio.

Para evitar que esto le ocurra, Convergencia tendrá que inscribir a dos senadores de otro partido antes del final de cada periodo de sesiones, conseguir llegar a ese número mínimo de seis que reclama la normativa para no desaparecer como grupo. Es decir, según la teoría, habrá senadores de ida y vuelta entre este grupo y otros a lo largo de toda la legislatura.

VENTAJAS DE LOS GRUPOS

Tener grupo propio supone grandes ventajas económicas y políticas. Los grupos parlamentarios tienen una subvención general de funcionamiento que, en el caso de Convergencia, le supuso unos ingresos mensuales de 22.424,27 euros (268.800 euros anuales) en la pasada legislatura.

El PP recibía por su parte 252.553,37 euros mensuales, el PSOE 122.999,21, Podemos ingresaba 47.994,17; ERC, 22.424,27 euros y el PNV, 20.719,61 euros al mes. El Grupo Mixto recibía 25.833 euros que debían repartirse todos sus componentes, de distintos partidos políticos.

A esta asignación se suma una ayuda para transporte, de 3.419,87 euros a 6.839,74 euros al mes según el tamaño del grupo, además de una subvención finalista para pagar asesores.

Y en el plano político, quien constituye grupo parlamentario tiene garantizada su representación en todas las comisiones, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces así como capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones; en el Grupo Mixto hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.