Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

ERC asegura que el Gobierno "no puede hacer nada" para evitar la consulta

Ve Cataluña ante una "oportunidad histórica" para lograr su independencia.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha asegurado este sábado que los catalanes podrán pronunciarse sobre su independencia sea cual sea la posición que adopte el Gobierno de Mariano Rajoy sobre la consulta: "El Gobierno pretende acomplejarnos, pero ¿Qué hará para impedir este gesto --el de votar--? No puede hacer nada".


En una intervención abierta a los medios ante el Consell Nacional del partido, ha admitido que, aunque la pregunta de la consulta no era la que deseaba ERC, la fórmula finalmente acordada sí es de su agrado, y ha concluido que se trata de una "oportunidad histórica" para que Cataluña logre su independencia.

Aunque aún no se ha realizado la votación formal --se hará a lo largo de esta mañana--, los cuadros del partido han mostrado con un largo aplauso y gritos de 'independencia' su aval a la doble pregunta acordada, a que ERC defienda el "sí y sí", y a la fecha prevista, el 9 de noviembre.

Del mismo modo que la consulta tiene una doble pregunta, Rovira ha planteado también una doble pregunta a los cuadros del partido: "¿Estáis de acuerdo con la pregunta? Y en caso afirmativo, ¿Estáis de acuerdo en que la única respuesta que podemos pedir es el 'sí y sí'?".

Con un sonoro 'sí' de los presentes, la dirección de ERC ha recibido un aval a la pregunta y a la fecha que se acordó el jueves en el Palau de la Generalitat con CiU, ICV-EUiA y la CUP, un pacto que presentó el presidente del Ejecutivo catalán, Artur Mas.


LA "PREGUNTA POSIBLE"

"Es un buen acuerdo. Es la pregunta posible", ha sentenciado Rovira en alusión a que el acuerdo suscrito es el único que podía mantener unidos a los partidos soberanistas, una unidad que para ERC es la garantía de que la consulta se llegue a celebrar pese a que se rechace desde el Estado.

La secretaria general de ERC ha apuntado que pactar la fecha y la pregunta era probablemente el paso más complicado del proceso y, tras materializarse, es la garantía de que las formaciones proconsulta aguantarán juntas defendiendo el proceso "hasta el final".

La dirigente republicana ha defendido que el 'sí' a la independencia ya es mayoritario, y se ha mostrado convencida de que a medida de que se acerque el 9 de noviembre, fecha de la consulta, el movimiento soberanista ganará más adeptos y este 'sí' "será cada vez más mayoritario".

SUPERAR LA CONSTITUCIÓN

Rovira ha dicho que llevar la consulta al Congreso para que el Gobierno delegue a la Generalitat la potestad de celebrarla es "la última vez" que Cataluña reclama votar, y ha advertido de que si el Estado persiste en su negativa la celebración del referéndum, seguirá adelante.

Aunque en ningún momento ha hablado de elecciones anticipadas como alternativa a la consulta, ha dicho que si el Estado hace inviables los marcos legales españoles y catalanes --la ley de consultas no refrendarias-- queda aún "mucho camino por recorrer" para que los catalanes se pronuncien.

Para ERC la Constitución no es el límite a sus aspiraciones, ya que por encima está de la Ley Fundamental: "También hay derecho, democracia, legalidad y legitimidad", y los republicanos están dispuestos a ampararse en la Carta de Naciones Unidas para reclamar el derecho a voto.

"Los Estados no pueden secuestrar la soberanía. Sí ellos --el Gobierno central-- alegan el artículo 1.2 de la Constitución para decir que la consulta es imposible, nosotros alegaremos la Carta de Naciones Unidas que dice que la soberanía reside en los pueblos", ha zanjado.