Encuentran un proyectil de cañón listo para explotar en el arroyo de Villalazán

Proyectil recuperado

Una retroescavadora ha desenterrado un proyectil armado y con la carga explosiva en buenas condiciones en el arroyo Talanda de la localidad zamorana. Ha sido desactivado por la Guardia Civil.

La Guardia Civil de Zamora ha desactivado un proyectil de artillería que se encontraba enterrado en un arroyo de Villalazán y que ha sido destruido posteriormente por agentes del Tedax. Los hechos ocurrieron, según ha informado la Comandancia en un comunicado, el pasado 17 de agosto cuando la Guardia Civil de Zamora tuvo conocimiento del hallazgo de lo que parecía ser un proyectil de artillería en un paraje cercano a la población de Villalazán.

 

El proyectil fue hallado por una máquina retropala de cadenas que se realizaba labores de limpieza en el arroyo Talanda de la localidad. Tras la activación del protocolo de seguridad establecido para este tipo de situaciones, por parte del TEBYL de la Guardia Civil de Zamora se procedió a la identificación del artefacto.

 

Este artefacto explosivo resultó ser un proyectil de cañón de 105 milímetros, de tipo rompedor, con una carga de 2,5 kilogramos de trilita y, aunque se encontraba bastante deteriorado y oxidado, estaba armado y con la carga en buenas condiciones. El proyectil tiene una antigüedad superior a 30 años, posiblemente de los utilizados en los campos de maniobras del campamento militar de Montelarreina.

Una vez asegurado el lugar del hallazgo se procedió a su traslado a un punto próximo y seguro, para proceder a su destrucción inmediata por parte del Tedax debido al riesgo que supone su transporte y manipulación.