Encuentran el cadáver del anciano que desapareció el jueves en Medina del Campo

Una patrulla de búsqueda localizó ayer el cuerpo sin vida de Dionisio Sánchez, el vecino de Medina del Campo de 90 años que permanecía desaparecido desde el pasado jueves.

Fuentes de la Policía Nacional apuntan que el anciano murió por causas naturales, probablemente de un infarto, cuando se encontraba en una de las calles del polígono industrial 'Francisco Lobato' de Medina, detrás de una superficie comercial.

  

El cuerpo se encuentra en el Instituto Anatómico Forense para practicarle la autopsia, según puntualizaron fuentes de la investigación, quienes lamentaron el desenlace de esta historia que movilizó a multitud de medinenses, quienes ayudaron a los familiares a peinar las zonas del extrarradio de la villa de las ferias desde el mediodía del jueves.

  

Más de treinta horas fue el tiempo que estuvo desaparecido Dionisio Sánchez. Según fuentes de la Policía Nacional, el rastro del anciano se desvaneció a las doce y media del pasado jueves cuando varios testigos lo vieron sentado en las inmediaciones del antiguo Matadero de la localidad, próximo al Barrio de Santo Tomás.

  

Desde este punto, Dionisio Sánchez, al parecer y según varios testigos, encaminó sus pasos hacía el paseo del Olmo, zona por la que paseaba de manera habitual durante las mañanas hasta la depuradora de aguas residuales o hasta el inmueble particular denominado por los medinenses como 'Casa Blanca'.

  

El anciano, que no tenía ningún tipo de enfermedad senil y que tan solo tomaba pastillas para la tensión, lleva puesto un sombrero de paja para no insolarse y vestía un pantalón vaquero y una camisa oscura en el momento de su desaparición, datos que difundieron por la ciudad para que las patrullas vecinales de búsqueda pudieran identificarle.

  

Tras más de cinco horas desaparecido, sus familiares denunciaron su ausencia y empezaron a organizarse en grupos que durante toda la noche del jueves al viernes peinaron la zona donde había sido visto por última vez y los alrededores.

  

Al no conseguir encontrar al anciano tras rastrear más de tres kilómetros a la redonda y varios campos y pequeñas zonas arboladas próximas al camino al Paseo de los Olmos, la Policía Nacional, junto a los municipales, comenzaron a distribuir la foto del anciano por el casco histórico de la localidad. En la búsqueda también han participado voluntarios de Protección Civil.