Encuentran a un joven en el maletero de un coche en un depósito municipal de vehículos

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria liberó el domingo, 15 de noviembre, a un joven de 18 años que se encontraba escondido en el maletero de un coche que fue depositado, una hora antes, en el Depósito Municipal de Vehículos.

El joven que se encontraba en buen estado de salud, aunque mostraba síntomas de fatiga, indicó a los agentes que se metió en el maletero a dormir tras haber estado bebiendo toda la noche aunque los policías "sospechan que se escondió en el maletero para evitar una multa por exceso de pasaje en el vehículo".

Por ello, los agentes denunciaron al conductor cuando acudió a buscar su coche y a rescatar a su amigo del maletero, según informó la Policía Local en nota de prensa.

Los hechos se produjeron sobre las 07.00 horas, después de que la Policía Local recibiera un aviso sobre un 'macrobotellón' que se estaba celebrando en una explanada en Barranco Seco, lugar hasta el que se desplazaron los agentes donde observaron que aún permanecían varias personas allí y que el suelo estaba lleno de botellas, vasos y basura habituales en un 'botellón', por lo que situaron varias dotaciones policiales en la salida para realizar la prueba de alcoholemia a los conductores que iban abandonando el lugar.

En estos controles, tres personas fueron denunciadas por exceder la tasa máxima de alcohol, y uno de los vehículos tuvo que ser trasladado al depósito municipal porque "ninguno" de los cinco ocupantes podía hacerse cargo del mismo al estar todos en un "evidente estado de embriaguez".

Por esta situación, la grúa municipal recogió el vehículo y lo trasladó hasta el depósito, donde quedó en depósito. Posteriormente, una hora después, los agentes recibieron una llamada del vigilante del depósito municipal alertando de que había una persona "descamisada" durmiendo en el maletero del vehículo que acababan de trasladar, que el turismo estaba cerrado y que había conseguido abrir una ventana lateral para que le entrara aire.

Asimismo, el encargado del depósito informó de que acababa de recibir una llamada de una persona que se había identificado como el propietario de dicho vehículo para advertirle sobre la presencia de esta persona en el maletero y pedirle que no avisara a la Policía Local.

Seguidamente, dos agentes se personaron en el depósito y liberaron al joven de 18 años, que permanecía escondido en el maletero del coche, sin camiseta, sudado y fatigado por el calor, "si bien no requería asistencia sanitaria".

"Tenía sueño y me fui a dormir al maletero", fue la respuesta que dio el joven a los agentes al ser interrogado pero la Policía Local "sospecha que la razón que motivó que se escondiera en el maletero desde el principio, fue evadir una denuncia por circular superando el número máximo de plazas" del vehículo porque en el momento en que los agentes les dieron el alto para realizar la prueba de alcoholemia, el coche llevaba las cinco plazas ocupadas, sin saber que un sexto ocupante se escondía en el maletero.

Finalmente, el propietario del turismo apareció "poco después por el depósito" con la intención de sacar el vehículo y liberar a su amigo, hecho que aprovecharon los agentes para entregarle la notificación de la denuncia por circular excediendo el número de plazas autorizadas para transportar pasajeros. También se le impidió la retirara de su vehículo porque él mismo seguía supuestamente presentando "un evidente estado de embriaguez".