Encierro limpio y noble de los toros de Fuente Ymbro en Pamplona

La carrera, que ha durado 2 minutos y 49 segundos, ha comenzado a las 8 en punto de la mañana con suelo mojado por la lluvia que ha caído minutos antes.

Los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro han protagonizado un sexto encierro de Sanfermines limpio y noble, que ha dejado bonitas carreras de los mozos, principalmente en la calle Estafeta, con la manada rota. No se han registrado heridos por asta.

  

La carrera, que ha durado 2 minutos y 49 segundos, ha comenzado a las 8 en punto de la mañana con suelo mojado por la lluvia que ha caído minutos antes en Pamplona y con una presencia masiva de corredores al coincidir el encierro en fin de semana.

  

Prácticamente desde el inicio de la cuesta de Santo Domingo un toro negro y otro jabonero se han adelantado unos metros con respecto a sus hermanos imprimiendo un fuerte ritmo a la carrera y mirando a los mozos que quedaban a su izquierda y derecha, per sin llegar a embestir. A la llegada a la plaza del Ayuntamiento el toro negro ha arrollado a un mozo.

  

A partir de este punto, la manada se ha reagrupado y ha ido a fuerte ritmo hasta la curva de Mercaderes, donde han librado el giro con algún resbalón en el centro del grupo, lo que ha provocado que la manada enfilada ya estirada la calle Estafeta.

  

Al inicio de este tramo se ha vivido uno de los momentos de mayor tensión del encierro, cuando un toro castaño que corría por la izquierda ha cogido por el jersey a un mozo y lo ha arrastrado durante varios metros por el suelo hasta que lo ha soltado.

  

La carrera ha continuado con el toro jabonero en cabeza rodeado de cabestros y prácticamente pegados a ellos cuatro astados estirando la manada y un último burel más descolgado, lo que ha permitido a los mozos buscar la cara del toro y protagonizar bonitas carreras, pese a la presencia masiva de corredores.

  

Los huecos han ido abriéndose conforme avanzaba la calle Estafeta y la manada se iba estirando y rompiendo. Así han llegado a la plaza de toros, para acabar entrando en chiqueros con la colaboración de los dobladores, que se han tenido que esforzar más para guiar al último toro negro que había quedado descolgado.

  

Los astados serán lidiados a partir de las 18.30 horas por Juan José Padilla, Pepe Moral y Jiménez Fortes.