Encarnación García Amo presenta en Medina del Campo su último libro 'La sombra de la muerte'

Este miércoles 3 de julio, a las 11 h., en el Museo de las Ferias se ha presentado a los medios de comunicación el libro La sombra de la muerte, de Encarnación García Amo, publicado recientemente por la Editorial Dossoles. 

Encarnación García Amo es doctora en Filosofía (su tesis versa sobre la teoría del conocimiento en Hobbes), doctora en Historia (tesis sobre Ayllón durante el Antiguo Régimen) y licenciada en Psicología, estudios realizados en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido catedrática de Filosofía y ahora recorre los caminos de Castilla y de León.

 

Galardonada con el Primer Premio (prosa) del VII Concurso Literario organizado por la Asociación Deportiva y Cultural Michelín (Aranda de Duero, 1980), Primer Premio (2005) y Tercero (2006) del Concurso de Relatos Breves sobre Igualdad de Género convocado por el Ayuntamiento de Aranda de Duero, y Accésit del VIII Certamen Nacional de Novela “Premio Ámbito Ediciones” de la ciudad de Dueñas (2008) con la obra “Un gato salvaje”. En el año 2010 publicó “Historias de Francisca. Detective en el siglo XVI” y en 2011 “El juramento de Salazar”. “La sombra de la muerte” es su última novela editada hasta el momento. En la actualidad prepara un libro de viajes por las tierras de Castilla y de León situadas entre el Duero y la Cordillera Cantábrica.

 

 

RESUMEN DEL LIBRO

 

Año 1482. Terminada la guerra civil, con Isabel I instalada en el trono y su sobrina Juana de Castilla encerrada en un monasterio en Portugal, parece que la paz va regresando a la Corona de Castilla, ahora sin trabas que dificulten sus avances en todos los ámbitos. Sus prósperos mercaderes se hallan extendidos por Europa y gozan del respeto general debido a la eficacia y honradez de sus actividades; por otra parte, y de forma paralela, llegan creadores extranjeros que modificarán los estilos artísticos, dando lugar a obras espléndidas en algunas de las cuales colaboró activamente doña Mencía de Mendoza y Figueroa, mecenas y coleccionista cuya sensibilidad para el arte se manifiesta, por ejemplo, en la magnífica capilla funeraria de los Condestables en la catedral de Burgos, comenzada en el momento en que se desarrolla la acción de la novela, en la que doña Mencía tiene un papel preponderante.

 

En este entorno abierto a todas las posibilidades, una inocente doncella en busca de la identidad que nunca tuvo y dos caballeros acosados por sus orígenes deben recorrer las tierras de Castilla y de León desde Burgos hasta Zamora. El viaje, motivado por un crimen, permitirá a los personajes descubrir un mundo que, a pesar de su aparente tranquilidad, se halla abocado a grandes transformaciones. Un mundo fascinante para la dama y quienes la acompañan, aunque en ningún momento pueden olvidar que sobre ellos planea inexorable la sombra de la muerte dejando tras sí un rastro de asesinatos.