En Valladolid las ‘segundas oportunidades’ sí existen a la hora de adoptar animales

Foto. NATALIA ESTRADA

Las asociaciones de defensa animal estiman que desde principios de año se han abandonado al menos 30 perros en la ciudad de Valladolid. La buena noticia, que cada vez hay más adopción y menos compra.

En España se abandonan más de 1.500 animales, lo que supone 400 abandonos al día. Un estudio llevado a cabo por la Coordinación Estatal de Protección Animal (CEPA) sitúa a España el primer país del ranking en la lista de abandonos de mascotas de la Unión Europea. Además, el estudio anual realizada por la Fundación Affinity publica que en 2014 fueron recogidos 140.000 perros y gatos, de los cuales 108.303 eran perros.

 

En la ciudad de Valladolid los abandonos no cesan, y son numerosas las asociaciones que luchan contra tal barbarie, entre ellas Defensa Animal Valladolid (DEFANIVA), una asociación sin ánimo de lucro que se ocupa de denunciar el abandono y el maltrato de los animales domésticos, a la vez que promueve la defensa de los mismos y gestiona sus adopciones.

 

Defensa Animal Valladolid cuenta con cinco voluntarios que se encargan de todos los trámites necesarios para el bienestar animal. Desde inicios del 2016 estiman que se han producido más de 30 abandonos, de los cuales casi todos han sido adoptados.

 

A día de hoy en las casas de acogida, hogares de personas voluntarias comprometidas a cuidar el animal hasta su próxima adopción, cuentan con 12 perros a la espera de encontrar dueño. La vicepresidenta de la asociación, Débora Rodríguez, afirma que “la gente apuesta más por adoptar, es mucho más económico. Aunque luego hay intenciones que no son buenas”.

 

Lo habitual al encontrar un perro abandonado es que pertenece a un perfil común “son camadas indeseadas”, concluye Rodríguez. A esto hay que sumar los meses más críticos, “Semana Santa y verano, son periodos no lectivos. Cuando hay días muy seguidos de vacaciones, y normalmente después de Navidades, los tres o cuatro meses siguientes empiezan a aparecer cachorros con pocos días de vida”, asegura.

 

La asociación DEFANIVA no tiene una fuente de financiación fija, ni subvención, simplemente se nutre de donativos y recaudaciones en eventos. A la hora de gestionar una adopción es necesario “pagar los gastos veterinarios que genere ese animal, es decir, nosotros damos al perro con vacunas, microchip, desparasitación (externa e interna) y  pasaporte. Todo a precio de protectora, más barato si acudes a un particular”, cuenta Rodríguez.

 

Los trámites necesarios para entregar a un animal a una familia “es rellenar el cuestionario preadopción, nos ponemos en contacto y luego conocemos a la familia visitando domicilio. Para finalizar, firman el contrato de adopción y aceptan las condiciones”, concluye Rodríguez.