En prisión el conductor del camión que se dio a la fuga en Valladolid y fue interceptado en Zamora

Agentes de la autoridad, deteniendo al conductor fugado.

El juzgado de Guardia de Zamora ha decretado el ingreso en prisión  del conductor del camión detenido en la capital tras una persecución desde Valladolid, mientras que ha dejado en libertad con cargos a los otros dos detenidos.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 30 de marzo y la operación se inició en la provincia vallisoletana cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del robo en unas obras en el término municipal de Cabezón de PisuergaAnte esa situación, los agentes pusieron en marcha  un dispositivo de Seguridad Ciudadana con la finalidad de identificar y detener a la persona o personas autores de este hecho delictivo.

 

Con ayuda de la colaboración ciudadana, la Guardia Civil consiguió localizar el camión donde presumiblemente se había cargado un generador de electricidad sustraído en las obras, tal y como han explicado desde la Comandancia de Zamora en un comunicado de prensaEl conductor del camión hizo caso omiso de las señales de los Guardias Civiles, y aceleró en el momento en que uno de los componentes de la patrulla le hacía señales de alto, lo que le obligó a retirarse de la trayectoria del mismo para no ser arrollado.

 

El conductor continuó con su huída, por lo que la Guardia Civil solicitó la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local de Valladolid; mientras que el ocupante del vehículo prosiguió con la fuga hacia la provincia de Zamora. Durante la huída el conductor del vehículo circuló a gran velocidad, y embistió  en determinados momentos a los coches de la Guardia Civil, con lo que puso, además, en grave riesgo al resto de los usuarios de la vía.

 

 

PRESERVAR LA SEGURIDAD

 

Con la finalidad de preservar la integridad física del resto de usuarios de la vía y también de la del conductor del camión, los agentes evitaron  acercarse en exceso al vehículo que huía, y decidieron seguirle, ya con el apoyo de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora. Ante la posibilidad de que se internase en Zamora capital, también se activó la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local de Zamora, que se pusieron en alerta.

 

Una vez llegado a la capital zamorana, la Guardia Civil consiguió interceptar el vehículo en el centro comercial Valderaduey-Eroski, pero el conductor emprendió una nueva huida a pie  hacia un bloque de pisos próximos al lugar.

 

Las numerosas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que se encontraban en la zona perimetraron el lugar y localizaron la vivienda en la que se encontraba el conductor, al que le instaron a salir del domicilio.

 

Ante la reiterada negativa, una vez que se contó con los medios adecuados para ello se procedió al derribo de la puerta y a la detención de las tres personas que se encontraban en la vivienda, aunque uno de ellos, el conductor de la furgoneta, se había escondido en el interior del domicilio. Los tres, dos hombres y una mujer, fueron trasladados a dependencias judiciales.

 

Finalmente, al conductor del vehículo, de nacionalidad portuguesa, se le han imputado los delitos de hurto, atentado, de resistencia y desobediencia grave a agente de la autoridad, así como contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria y por* no haber obtenido nunca el permiso de conducir. A las otras dos personas, un hombre y una mujer de nacionalidad española, se le ha imputado un delito de resistencia y desobediencia grave a agente de la autoridad.

 

Los detenidos y efectos intervenidos, han sido puestos este martes  a disposición del Juzgado de Guardia de Zamora, en que ha decretado el ingreso en prisión del conductor del camión, así como, la libertad con cargos para los otros dos detenidos. También este martes, la subdelegada de Gobierno ha querido felicitar a todos los agentes que participaron en la operación, cuyo principal objetivo fue la de "no poner en riesgo la vida de otros conductores y ciudadanos".

Noticias relacionadas