En Castilla y León murieron 9.603 personas más que nacieron durante 2013

Foto: Europa Press

La población envejece y se reduce en Castilla y León que es la segunda región con la tasa bruta de natalidad más baja y la tercera con la tasa de mortalidad más alta. La esperanza de vida alcanza los 82,8 años como media nacional. 

La comunidad autónoma de Castilla y León registró en 2013 un saldo vegetativo negativo, ya que contabilizó 9.603 defunciones más que nacimientos a lo largo del año, con lo que se sitúa como la segunda región con el saldo vegetativo negativo más alto, según se extrae de la encuesta sobre movimiento natural de la población publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


De este forma, Castilla y León se sitúa como la segunda con el saldo vegetativo negativo más alto tras Galicia con 10.701 defunciones más que nacimientos. A estas dos Comunidades hay que sumar Asturias con 6.051 muertes más que nacimientos; Extremadura con 2.144; Aragón con 766 y País Vasco con 612, el resto de la regiones contabilizaron en 2013 un saldo vegetativo positivo.

De acuerdo a estos datos, en Castilla y León se registraron 17.828 nacimientos durante el pasado año 2013, lo que supone un descenso del 6,4 por ciento con respecto al año anterior, cuando fueron 19.046.

Así, la tasa bruta de natalidad se situó en Castilla y León en 2013 en 7,1 nacimientos por cada 1.000 habitantes, dos puntos por debajo de la media nacional, cuya tasa es de 9,1 nacimientos. Con este dato la Comunidad es la que cuenta con la segunda tasa bruta de natalidad más baja del país, sólo por detrás de Asturias.

En cuanto a las defunciones, en Castilla y León se registraron 27.431 durante el pasado año 2013, un 2,9 por ciento menos que el año anterior (cuando fueron 28.259), con lo que la tasa bruta de mortalidad se situó en la región castellanoleonesa en 10,9 muertes por cada mil habitantes, por encima de la media nacional, que está en 8,3. Este dato sitúa a la Comunidad como la tercera con la tasa bruta de muertes más elevada.

Por tanto, con 17.828 nacimientos y 27.437 defunciones a lo largo de 2013 en Extremadura, la comunidad arroja un saldo vegetativo negativo, con 9.603 fallecimientos más.

DATOS NACIONALES

En el conjunto nacional, el número de nacimientos ha caído en 2013 hasta los 425.390, un 6,4 por ciento con respecto al año anterior y continúa con la tendencia negativa que se registra desde hace cinco años, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La estadística Movimiento Natural de la Población e Indicadores Demográficos, muestra que la población envejece y se reduce sin que se produzca el número de nacimientos necesarios para que tomen el relevo y sostengan el sistema.

Desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), el número de nacimientos se ha reducido un 18,1 por ciento. El INE apunta que este descenso tiene su origen en una menor fecundidad --el indicador de 'número de hijos por mujer' disminuyó desde el 1,32 en 2012 a 1,26 en 2013-- pero también en la progresiva reducción del número de mujeres en edad fértil.

Así, el número de mujeres entre 15 y 49 años ha bajado desde 2009 debido a que llegan a ese rango de edades generaciones menos numerosas (nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90), al menor aporte de la inmigración exterior y al mayor número de emigraciones al exterior durante estos últimos años. Además, la edad media a la maternidad se ha situado en los 32,7 años entre las españolas y en 29,7 años entre las extranjeras.

Por comunidades autónomas, se registra un descenso en todas ellas durante el pasado año. Las mayores caídas se dieron en Principado de Asturias (-12,5%), Comunidad Foral de Navarra (-9,9%) y La Rioja (-8,9%).

De esta manera, el informe señala que los últimos datos no son nada halagüeños y muestran que el crecimiento vegetativo de la población, es decir, la diferencia entre los nacimientos y las muertes, se redujo un 30,7 por ciento en 2013 hasta situarse en 36.181 personas, el saldo más bajo registrado desde al año 2000.

Así, en cuanto a la mortalidad, el INE destaca que el número de defunciones en 2013 ha sido de 389.699 personas y también ha bajado, en este caso en un 3,3 por ciento, con respecto a 2012. La tasa bruta de mortalidad se situó en 8,3 defunciones por mil habitantes, frente a los 8,6 de 2012.

El número de defunciones también se redujo en todas las comunidades y sólo aumentó (un 8,4 por ciento) en la ciudad autónoma de Ceuta.

LA MORTALIDAD INFANTIL POR DEBAJO DEL 3 POR MIL

Por su parte, la tasa de mortalidad infantil descendió hasta 2,8 defunciones por cada mil nacidos. Es la primera vez desde que se dispone de datos que se sitúan por debajo del tres por mil. En este sentido, los datos del INE muestran que esta cifra ha ido cayendo desde las 3,9 defunciones por cada mil nacidos en 2003, hasta las 3,1 registradas en 2011 y 2012.

Respecto a la esperanza de vida al nacimiento, aumentó respecto al año anterior en 0,6 años y se situó en 82,8 años. Por sexo, en los varones alcanzó los 80 años (0,7 años más que en 2012) y en las mujeres los 85,6 (0,6 más). De acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento, una persona que alcance los 65 años esperaría vivir, de media, 19 años más si es hombre y 22,9 más si es mujer.

El documento también destaca que un total de 155.098 parejas contrajeron matrimonio el pasado año, un 8 por ciento menos que en 2012. La tasa bruta de nupcialidad se redujo hasta 3,3 matrimonios por mil habitantes. La edad media al matrimonio mantuvo su tendencia creciente en 2013, al situarse en 37,3 años para los varones y 34,1 para las mujeres.

En el 18,1 por ciento de los matrimonios celebrados con cónyuges de distinto sexo, al menos uno de los cónyuges era extranjero. Este porcentaje se mantiene respecto al de 2012, según ha apuntado el INE. Además, del total de matrimonios registrados, un 2 por ciento correspondieron a parejas del mismo sexo (3.102 matrimonios).