En busca de sus orígenes

Lola adoptó a Vanya en 2003 siendo apenas un bebé en un orfanato de Jarkov, Ucrania. Años después repitió el proceso de adopción y llegó Andrey, con 5 años de edad por entonces. Lola se ocupó de que los niños crecieran teniendo claros sus orígenes. Un día, les propuso viajar hasta Ucrania e ir en busca de sus familias biológicas. Y ellos aceptaron. Este es el comienzo de su aventura... 

Lola Leonardo, madre soltera y reconocida periodista vallisoletana, pensó que este viaje bien merecía un reportaje. No obstante, necesitaba informarse de algún caso más, y habló con Javier Angulo, director de la SEMINCI para ver si él conocía algún documental que plasmara una historia semejante. Pero no fue así. Entonces, nació la idea: "¿Por qué no haces un documental sobre tu viaje? No es común que una madre adoptiva lleve a sus hijos a su país de origen y se ponga a investigar sobre las familias biológicas de los mismos..."

 

EL APOYO DE LAS PRODUCTORAS

 

Eva Manuel, al frente de la productora de Valladolid Chinaski Producciones, y Lola se pusieron a trabajar en la elaboración de un guión y a dar forma al documental. Pero este apoyo no iba a ser el único: tenían la idea, el hilo donductor, los protagonistas... pero necesitaban de un director que guiara sus pasos. Mabel Lozano se sumó al proyecto sin pensárselo, y además ofreció los recursos de su productora, Mafalda Entertainment. Y en la actualidad siguen moviendo sus contactos ya que cinco productoras ucranianas estarían interesadas en participar en la aventura de Lola y de sus hijos.

 

LA LABOR DE LAS FACILITADORAS

 

Los niños que llegan a los orfanatos proceden de familias desestructuradas que, cuando dejan a los niños en ellos, "desaparecen" del mapa. Las mujeres que se encargan de tramitar las adopciones se conocen como facilitadoras. Lola recurrió a las que mediaron en los procesos de sus dos hijos y se pusieron a investigar. De momento, saben que el padre del mayor murió hace unos años y que tiene dos hermanos. "Si no podemos contactar con sus padres biológicos, tal vez haya algún abuelo, abuela, hermano... o compañeros del orfanato que sí puedan ser localizados", comenta Lola.

 

El documental se llamará "Another Winter", y está previsto que el primer viaje se haga en las navidades de este 2013. El segundo, en Semana Santa del 2014 o en el siguiente  verano. "Queremos mostrar el contraste de estaciones que se vive en Ucrania. Los inviernos allí son realmente duros, y los niños viven en unos orfanatos que dan pena y asco verlos. Además, al pequeño lo adopté en está época, y al mayor en verano. Va a ser un documental muy gráfico", detalla.

 

LAS PREGUNTAS DE ANDREY

 

El pequeño estuvo más tiempo en Ucrania. Llegó al orfanato tras la muerte de su padre, al no poder ocuparse su madre de él ni de sus hermanos por falta de recursos. Cuando vino a España, seguía acordándose de su familia, y le preguntaba a Lola. Ella le respondía lo mejor que podía, pues tampoco tenía mucha información. Y Lola decidió apoyarles y acompañarles en la búsqueda de sus raíces, porque "tarde o temprano lo iban a hacer igual. Es una necesidad que todo ser humano tiene, así que mejor que cuenten conmigo para esto."

 

Pero, ¿qué pasa si los padres o familiares no quieren conocer a sus hijos biológicos o no desean aparecer en el documental? Lola lo tiene claro: "En ese caso, respetaremos su decisión, pero nosotros vamos apoyados por una ley internacional del 2007, que reconoce el derecho de todos los niños adoptados a buscar a sus padres."

 

Desde aquí les deseamos que tengan suerte en esta aventura... y que encuentren lo que andan buscando.