Emplaza a Rajoy a abrir un diálogo sobre Cataluña porque no se puede limitar a decir: no, no, no

Rubalcaba, con Soraya Rodríguez, Valenciano y Jáuregui en el Congreso

Le reprocha que engañara a la Cámara sobre la corrupción del PP, porque ya hay más de 100 imputados en la Gürtel.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha emplazado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a abrir un debate sobre el problema con Cataluña y le ha advertido de que no puede limitarse a responder "no, no y no" ante la deriva soberanista en esta Comunidad, porque no actuar puede empeorar las cosas.


Rubalcaba ha asegurado que el "debate territorial" existente en España ha empeorado en el último año y ha señalado que este problema, que no se limita solo a Cataluña, debe resolverse con una modificación "medida" y "pactada" de la Constitución.

Una reforma "limitada" para que la Constitución "reconozca la verdadera estructura federal" del Estado español y "la singularidad de las Comunidades Autónomas que ya está en los Estatutos", que "delimite las competencias del Estado, transforme el Senado en una Cámara territorial, y consigne los principios de un sistema de financiación que al mismo tiempo dé suficiencia a las CCAA e igualdad a los españoles frente a los servicios públicos".

Pero antes de abordar esta reforma, habría que "abrir un diálogo" en el Parlamento sobre el "problema de convivencia" entre Cataluña y el resto de España. "No limitarnos a decir no, no, y no. Eso no va a resolver el problema, al revés lo puede poner peor", ha advertido Rubalcaba.

Este diálogo debería ir encaminado a hacer entre todos un "diagnóstico" del "origen de los problemas", porque esto ayudaría a dar "un paso de gigante para buscar una solución", ha dicho Rubalcaba. Precisamente para este fin, ha añadido, el PSOE ha propuesto crear una subcomisión parlamentaria "no para hablar en este momento de una reforma constitucional, ya llegará, si llega, por nuestra parte llegará, sino para compartir un diagnóstico".

En este punto, Rubalcaba ha recordado que la actual Constitución consiguieron pactarla diputados que venían algunos "de la clandestinidad" y otros "de las entrañas del Antiguo Régimen". "¿No vamos a poder hacerlo nosotros tras 35 años de convivencia democrática?", ha señalado.

CORRUPCIÓN EN EL PP

Si el problema territorial ha empeorado en el último año, en opinión de Rubalcaba, también lo ha hecho la "crisis política" relacionada con los casos de corrupción. Y está peor, ha dicho Rubalcaba, porque "cada semana desde la Audiencia Nacional nos llegan noticias" que lo que dicen es que el presidente "engañó" a la Cámara cuando habló del alcance de la corrupción en su partido.

El líder socialista ha remarcado que ya "son más de 100" los imputados 'populares' en la investigación de la trama Gürtel. "Todo el mundo piensa que usted se ha financiado ilegalmente durante 20 años", le ha espetado a Rajoy al tiempo que ha señalado que la ley de financiación de partidos que ha presentado el Gobierno del PP estipula que es "ilegal" lo que ya era antes, "la financiación irregular".

Rubalcaba ha propuesto al Gobierno crear una subcomisión parlamentaria que analice todas las propuestas de las distintas fuerzas políticas en materia de corrupción y contar con expertos "de fuera" que puedan asesorar en este ámbito.

"LA CACICADA MAYOR"

El líder de la oposición también ha advertido acerca de la "cacicada mayor" que, a su juicio, pretende llevar adelante el PP con la reforma "sin consenso" del Estatuto de Castilla-La Mancha, para "bajar drásticamente el número de diputados" en el Parlamento autonómico.

Según Rubalcaba, esta modificación es "la única forma que tiene" la presidenta de la Comunidad y secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, de "intentar ganar" las próximas elecciones autonómicas. "Ustedes quieren bajar el número de diputados para dificultar el acceso de una tercera fuerza política en las provincias", ha denunciado, lo que ha calificado de "auténtica cacicada".

Porque de prosperar esta reforma, según Rubalcaba, en algunas provincias será necesario un 15 por ciento de los sufragios "para que entre la tercera fuerza política" y esto "afecta al núcleo mismo de la Constitución, porque transforma un sistema electoral proporcional en uno mayoritario".