Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Empiezan las pruebas de la nueva electrificación de la línea férrea Medina-Salamanca y Olmedo-Zamora

Trabajos de electrificación Foto: F. Oliva

ADIF ha empezado esta pasada madrugada las pruebas de la catenaria que permitirá el tránsito de trenes de alta velocidad en los tramos Medina-Salamanca y Olmedo-Zamora. Es uno de los últimos pasos antes de la puesta en servicio del AVE para la capital zamorana.

ADIF ha llevado a cabo la pasada noche la puesta en tensión de la catenaria, la línea aérea de contacto entre los trenes y la estructura que aporta la electricidad, para la tracción eléctrica en 84,4 kilómetros correspondientes a la línea de ancho convencional Medina-Salamanca y a las vías del ramal de enlace de esta línea con la Línea de Alta Velocidad (LAV) Olmedo-Zamora. La puesta en tensión de la catenaria, sistemas asociados y centros de autotransformación tiene como objetivo la realización de las pruebas necesarias en estos elementos, según informan fuentes de ADIF.

 

Este es uno de los últimos pasos para la puesta en servicio de ambas líneas. Se espera que antes de final de año esté en servicio el tramo Olmedo-Zamora de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia. Eso convertirá a la capital zamorana en una de las nuevas ciudades con AVE después de haber entrado en servicio hace unos días la conexión Valladolid-Palencia-León.

 

La compañía advierte tanto al personal implicado en las obras de ejecución, como al público en general, que cualquier contacto de las personas con dicha catenaria, tanto directamente como mediante hierros, alambres y otras piezas metálicas puede provocar la muerte por electrocución.