Emotiva despedida a Juan Manuel de Diego en la Iglesia de San Andrés

Más de un centenar de personas ha despedido a Juan Manuel de Diego Bajón, uno de los vallisoletanos fallecidos en el accidente de tren.

 

En acto, marcado por la emoción, el párroco de la iglesia de San Andrés, donde se ha oficiado el funeral, Mariano García Ruano, ha definido la muerte como un "misterio" y un "interrogante" para las personas que la sufren y ha destacado la capacidad de ésta de "remover" el interior de cada uno.

 

Tras la lectura del 'Libro de la Sabiduría' y durante la homilía, el párroco ha aseverado que en un momento tan especial "no caben" la palabras para explicar el dolor, al tiempo que ha recordado que "Dios creo al hombre para la inmortalidad, a su imagen" por lo que "ningún hombre carece de sentido".

 

"La muerte de una persona joven nos parece una injusticia, y lo es", ha concluido García Ruano en el funeral por Juan Manuel de Diego, de 54 años y profesor de cocina en el IES Jorge Santallana de Ávila, en el que decenas de personas han acompañado y arropado a la familia.

 

A la despedida de De Diego se sumará, a las 20.00 horas de este sábado, la de Manuel Sierra Morán, de 40 años y profesor del Instituto Cervantes de Budapest, que se celebrará en el nuevo tanatorio El Salvador.

Noticias relacionadas