Emina estudia la implantación de envases más ligeros y sostenibles

La bodega Emina, que pertenece a Grupo Matarromera, estudiará la implantación de nuevos envases más ligeros y sostenibles para reducir un 20 por ciento sus emisiones y su consumo de energía.

Esta investigación se sitúa en el ámbito del "compromiso riguroso" de Emina y el Grupo Matarromera con la sostenibilidad medioambiental, según ha asegurado este grupo en un comunicado remitido a Europa Press.

 

EEA GRANTS financia un proyecto de desarrollo de ecodiseños, tanto en viñedo como en bodega, para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en bodegas y un estudio de viabilidad del uso de PEF (furanoato de polietileno) para la comercialización de vino en aerolíneas noruegas.

 

Por tanto los objetivos son reducir las emisiones y el consumo energético del proceso productivo un 20 por ciento con respecto al proceso actual, y obtener como principal innovación un nuevo material para envasado de vino, PEF, con unas propiedades "mejoradas" respecto al PET como mayor resistencia térmica, mejores propiedades aislantes y mayor vida útil del producto, así como un peso más ligero y un menor impacto ambiental asociado a la producción de vino.

 

Todo esto, según Emina, "supondrá una mayor competitividad y diferenciación del producto" frente a la competencia, lo que permitirá a su vez "la introducción en nuevos mercados dónde hay una mayor conciencia medioambiental", como son los países nórdicos, en especial Noruega.

 

El proyecto se ha dividido en distintas actividades: estudio de viabilidad del PEF en el embotellado de vino, implementación de ecodiseños, cuantificación de las emisiones de GEI y eficiencia del proceso energético mediante ecodiseños, estudio de la viabilidad económica de la aplicación de PEF en el sector vinícola y guía de buenas prácticas.