Emilio Moro y Cepa 21 aumentaron el pasado año su facturación un 13 por ciento

Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21, ambas adscritas a la Denominación de Origen Ribera del Duero y dirigidas por José Moro, tercera generación de una familia de viticultores, aumentaron su facturación un 16 por ciento en 2013 respecto al ejercicio anterior.

El crecimiento ha sido posible gracias al esfuerzo de las bodegas por reforzar su estructura comercial en el país, incluyendo la creación de su propia importadora y siendo una de las pocas empresas españolas en hacerlo, según informaron fuentes de ambas mercantiles vallisoletanas.

  

Pero también se debe a la exhaustiva labor de Relaciones Públicas de su propietario por "acercar la excelencia de los vinos españoles a la alta sociedad estadounidense", a través de la celebración de pequeños encuentros con lo más destacado de la sociedad local.

 

EN NUEVA YORK

  

Uno de ellos tuvo lugar la semana pasada en el Solera Blind Tasting Fraternity, un exclusivo club privado de Nueva York que dirige el banquero español afincado en Wall Street Ángel de la Fuente.

  

Allí, en su propio hogar, José Moro realizó una cata vertical del vino de pago Malleolus de Valderramiro para los socios y asistentes, entre los que se encontraba como invitada de honor la actriz Gwyneth Paltrow, confesa enamorada de nuestro país, nuestra cultura, nuestra gastronomía y, por su puesto, nuestros vinos.

  

Gwyneth, que habla perfectamente español y pasa sus veranos en Talavera de la Reina desde que era adolescente, posó sonriente con el presidente de Bodegas Emilio Moro tras una cata con la que busca "que los vinos españoles tengan más peso en el sector agroalimentario
internacional. Queremos consolidar el producto autóctono fuera de nuestras fronteras y, con ello, contribuir a transmitir la imagen de calidad de la marca España en el mundo en un año tan importante para el turismo en nuestro país".