Elevan la condena al exjefe Producción Vegetal de Valladolid por alterar el Registro Vitícola

Intentó percibir irregularmente ayudas de 46.000 euros por plantación de viñedos.

El Tribunal Supremo ha elevado de dos años y nueve meses a un total de cuatro años, seis meses y un día de prisión la condena al que fuera jefe de la Sección de Sanidad y Producción Vegetal de Valladolid, Jesús E.V, por alterar en 2010 el Registro Vitícola para percibir de forma ilegal ayudas por derechos de plantación de viñedos.

  

El fallo del Supremo, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, estima el recurso del Ministerio Fiscal contra la sentencia de la Sección Segunda de lo Penal de Valladolid, que consideró a Jesús E.V. autor de un delito de falsedad en documento público cometido por un particular en concurso ideal con otro de tentativa de estafa cometida por funcionario público.

  

Ahora, el Alto Tribunal casa la sentencia y resuelve condenarle como autor de un delito continuado de falsedad en documento público cometido por funcionario--en primera instancia se consideraba que el delito lo había perpetrado como particular--y de otro intentado de estafa cometido también por funcionario público, de ahí que los dos años y nueve meses iniciales se hayan ampliado ahora hasta los cuatro años, nueves meses y un día de privación de libertad.

  

En aquella sentencia se acordó igualmente absolver de todos los cargos a su hermano, Luis Amalio, al no estimar probada su participación en los hechos como cooperador necesario, resolución que se mantiene invariable.

  

El Ministerio Fiscal había solicitado para el condenado y su hermano penas de seis años y veintiocho meses de prisión, respectivamente, junto con multas, por el mismo orden, de 5.760 y 2.160 euros.

  

Durante el juicio, el funcionario condenado rechazó de plano la alteración del Registro Vitícola que hizo a Bodegas Los Matucos, propiedad de ambos hermanos, acreedora de una subvención de 46.000 euros por derechos de plantación de 11,6 hectáreas de viñedos en la localidad vallisoletana de Valdearcos.

  

"En la sección trabajaba mucha gente, desde auxiliares administrativos e incluso contratatados laborales de Tragsa, que en muchas ocasiones usaban mi clave", alegó Jesús E.V, quien, al igual que su hermano Luis Amalio, aseguró incluso desconocer que las parcelas de Valdearcos objeto del expediente de plantación y ayuda ni siquiera contaban con viñas plantadas.

  

Lo cierto es que los días 23 de febrero y 17 de marzo de 2010 alguien realizó en el registro dos grabaciones, en la primera dando de alta dos plantaciones de 11,6 hectáreas de viñas en Valdearcos y en la segunda dándolas de baja y registrando idéntica extensión de derecho de replantación en favor de Los Matucos, a fin de percibir ayudas de la Administración regional para tal cometido.

 

"RELEVANCIA TOTAL" DE LAS ALTERACIONES

  

Tales alteraciones tuvieron una "relevancia total", como así advirtió un excompañero de trabajo de Jesús E.V. cuando este ocupaba la Jefatura de la Sección de Sanidad y Producción Vegetal en Valladolid, ya que de no haber sido efectuadas jamás se hubiera autorizado a posteriori la concesión de ayudas.

  

"Las ortofotos cotejadas primero, una de ellas de 1999, y más tarde varias inspecciones en Vadearcos nos llevaron a descubrir que en aquellas parcelas no había habido viñas plantadas al menos en los últimos doce años", explicó el técnico Julio R. de la T, quien también recordó las irregularidades existentes en el expediente relativo a otra parcela de Los Matucos en San Martín de Rubiales (Burgos), pues el acusado había presentado solicitud de plantación para la campaña 2010/2011, cuando casi 7 hectáreas habían sido ya plantadas, sin autorización, en 2009.

  

Fueron precisamente técnicos de la citada sección los que se percataron de las irregularidades y dieron la voz de alarma, ante lo cual las subvenciones concedidas por la Junta por importe de 46.000 euros fueron paralizadas.