Elena Diego pide en el Senado que no se supriman los trenes entre Ávila y Salamanca

Intervención de Elena Diego en el Senado

La socialista ha solicitado también al Gobierno que dé marcha atrás en su proyecto de desmantelar la base de mantenimiento en la estación de trenes de Salamanca.

 

La Senadora del PSOE por Salamanca ha pedido esta mañana en la Comisión de Fomento celebrada en la Cámara Alta, que el gobierno dé marcha atrás y no suprima, tal y como tiene previsto a partir del próximo día 28, servicios y horarios de trenes de la línea que une Ávila con Salamanca, en una interpelación al Secretario de Estado de Infraestructuras, Vivienda y Transportes, Catalá Polo, al que también ha preguntado sobre las previsiones del gobierno en relación a la supresión de más líneas y horarios en el transporte ferroviario de viajeros que afecten a la provincia de Salamanca y sobre la eliminación de la base de mantenimiento y otras infraestructuras en la estación de trenes de la capital.


 
Elena Diego ha advertido que con la decisión de eliminar trenes entre Ávila y Salamanca, el gobierno no cumple con su promesa de garantizar la movilidad de todos los ciudadanos vivan en el sitio que vivan porque “eso en Salamanca no va a ocurrir si dentro de tres días se suprimen los horarios de las líneas que van de Salamanca a Ávila o de Ávila a Salamanca”, una medida que dejará incomunicados y sin transporte por vía férrea a muchos ciudadanos, “que en su gran mayoría viven en pueblos o en zonas rurales donde existen muy pocas posibilidades para la movilidad”.  
 

 

Y esto es algo que “no sólo lo digo yo” ha manifestado la senadora socialista, “sino también los alcaldes cuyos municipios se han visto afectados por esta decisión, muchos de ellos del PP, que han manifestado públicamente que están completamente en contra de la supresión de estos horarios, poniendo de manifiesto una cuestión importante, que hay algunos pueblos que se quedarían sin ningún tipo de transporte público”. Además de una moción conjunta aprobada por PP y PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca en este mismo sentido.
 
 
Diego ha considerado que el gobierno tiene que entender que “las características de la población no son las mismas en unas provincias que en otras, y que en base a esto el número de usuarios que determina la eficiencia de un servicio o la declaración de servicio público, no puede ser igual en Castilla y León que en otras comunidades”. Además hay una
cuestión que es mucho más grave desde el punto de vista de la Senadora socialista, y es que “la mayoría de los afectados son personas mayores. Son personas con graves problemas de movilidad y son personas que históricamente se han movido de un pueblo a otro y lo han hecho en tren porque no tienen coche, que no salen a la carretera, que no conducen.”  
 

 

La senadora del PSOE ha mostrado su oposición también a la eliminación de talleres y de la base de mantenimiento en la estación de trenes de Salamanca proyectada por el gobierno. En este sentido para Elena Diego “está en juego que cerca de una cincuentena de personas puedan perder su puesto de trabajo sin que exista una razón que lo justifique y con graves consecuencias para muchas familias de Salamanca”.