Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Elegir una cuenta corriente tiene sus 10 claves

Entidades bancarias

Antes de abrir una cuenta corriente deberías conocerse a fondo las principales características, las ventajas y prestaciones que ofrece cada una de las entidades bancarias. 

¿Qué debes preguntarte antes de tomar esta importante elección y qué factores debes tener en cuenta? Self Bank nos da las claves para conseguir que esta operación sea un éxito.

 

1. SEGÚN LAS NECESIDADES 

 

Decide si lo que te interesa es disponer de una cuenta nómina o una remunerada, según las necesidades que tengas y la finalidad que quieras darle a tu dinero. En la primera, puedes domiciliar recibos y gastos, y ahorrar, a la vez que realizas operaciones bancarias habituales.

 

Si, por el contrario, tu prioridad es el ahorro, debes optar por una cuenta remunerada, que ofrece una pequeña gratificación al depositar el dinero. En este punto, es esencial que mires bien todas las condiciones de la remuneración. En algunas ocasiones, la remuneración suele ser mayor durante los primeros meses y luego desciende, haciendo que en su conjunto la oferta no sea tan atractiva como podría haberte parecido en un primer momento. Self Bank te recuerda que este tipo de cuentas no permiten la domiciliación de recibos.

 

Por otro lado, a la hora de abrir una cuenta muchas entidades ofrecen regalos de bienvenida sujetos a un contrato de permanencia durante al menos un año. Ten precaución con estas promociones y lee bien la letra pequeña antes de tomar una decisión.

 

2. FACILIDAD PARA ABRIR Y CERRAR LA CUENTA 

 

Una vez decidido qué tipo de cuenta se ajusta más a tus necesidade, debes valorar las facilidades que la entidad bancaria te proporciona a la hora de abrir la cuenta, pero sobre todo de cerrarla, ya que existen algunos bancos que ponen impedimentos y dificultades para evitar perder un cliente.

 

En la actualidad, existen entidades que permiten la apertura de la misma con tan solo unos pasos y sin necesidad de pasar por ninguna oficina, únicamente descargando la documentación vía online, rellenando los datos, firmando los documentos y enviándolos, completándose generalmente el proceso mediante la correcta identificación del cliente.

 

3. COMISIONES 

 

Antes de decidirte por una entidad bancaria es importante que conozcas las comisiones que conlleva cada cuenta, ya que muchas entidades las aplican por el mantenimiento de la misma o por realizar determinadas operaciones.

 

Por lo tanto, a la hora de abrirla es necesario que evalúes qué costes lleva intrínseca, cuáles son susceptibles de ser eliminados y ten en cuenta que muchos bancos no cobran ningún tipo de comisión y permiten la disponibilidad total e inmediata de tu dinero.

 

4. RENTABILIDAD 

 

Sacar el máximo partido al dinero es uno de los objetivos que muchas personas tienen (no solo tu) a la hora de abrir tanto una cuenta remunerada como una cuenta nómina. Es primordial que estudies los tipos de interés que aplica la entidad bancaria y durante cuánto tiempo lo hace.

 

Algunos bancos abonan mensualmente los intereses generados, en otros el plazo del pago es superior. En ocasiones, se ofrece una rentabilidad mayor durante los primeros meses de apertura, por lo que es necesario que conozcas la TAE (Tasa Anual Equivalente) y el TIN (Tasa de Interés Nominal), para saber con precisión qué rentabilidad total obtendrás y poder compararla adecuadamente con la de otras entidades.

 

5. VINCULACIÓN DE TARJETAS Y SU COSTE

 

Este es otro de los factores de los que es necesario informarse. Es preciso que conozcas qué tarjetas pueden vincularse a la cuenta, si son de crédito, de débito o ambas, qué coste de mantenimiento conllevan o el tipo de interés que se te aplicaría en caso de hacer aplazamientos con la tarjeta de crédito. Hoy en día existen algunas entidades que no cobran una cuota anual por el uso de las tarjetas y ofrecen además la posibilidad de elegir entre varias opciones, como Visa y American Express.

 

6. RECIBOS

 

Tener el control en todo momento de los recibos y cargos que te pasarán evitará descubiertos y sorpresas en las finanzas. Para ello, algunas entidades ofrecen un sistema de alertas de previsiones de gastos y de notificaciones de cada operación bancaria realizada, configurable según desees, a la vez que te permitirán categorizar los recibos para llevar al día la gestión de las finanzas y conocer en qué se emplea tu dinero.

 

7. TRANSFERENCIAS BANCARIAS

 

Viene siendo una práctica bancaria habitual cobrar en concepto de transferencias, aunque las entidades que operan exclusivamente de forma 'online' no suelen cobrar gastos de gestión o establecen un número de operaciones mensuales sin coste. Este es otro de los puntos clave a la hora de valorar un banco, ya que no es nada agradable encontrarse con una comisión cada vez que se tiene que hacer una transferencia.

 

8. ATENCIÓN 24/7

 

Los clientes cada vez demandan una mayor atención, que sea personalizada y permanente. Quieren tener constante comunicación con su banco y poder realizar cualquier tipo de gestión u operación los 365 días del año, las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Aquellos que cuentan con disponibilidad absoluta, lo que se conoce como atención 24/7, ganan posiciones frente al servicio tradicional.

 

9. SERVICIO DE CAJEROS AUTOMÁTICOS

 

Disponer de una amplia red de cajeros a los que acceder de forma inmediata para contar con dinero en efectivo en el menor tiempo imposible y sin coste alguno es una gran ventaja. Por ello, se ha de analizar cuál es el tamaño de la red que posee cada banco, si la misma es gratuita o conlleva un coste, y qué cuantía ha de pagarse por el acceso a otras redes de cajeros no afines.

 

10. GARANTÍA, CLARIDAD E INDEPENDENCIA

 

No hay que olvidar que el cliente debe tener absoluta confianza en su entidad bancaria. Por eso, es necesario que se informe de las garantías que ofrece, sobre la solvencia de la entidad y acerca los apoyos financieros que posee. El usuario también valora positivamente la claridad y la transparencia en la información que la entidad aporta al cliente. La relación debe ser fácil y directa.