El VRAC sub 12 cumple con creces en su partido ante el equipo dubaití

El partido amistoso que han disputado hoy en los campos de Pepe Rojo ante los Dubai Hurricanes ha servido para demostrar la buena cantera que tiene el equipo vallisoletano en un encuentro en el que se han encontrado con muchas adversidades y en el que la diferencia entre los dos equipos ha sido más que determinante.

Han sido varios factores los que han decantado el encuentro desde el principio y los causantes de la abultada derrota. En primer lugar, han jugado a campo completo y a rugby a quince cuando, en España, en esta categoría, benjamín, lo hacen en dimensiones menores y con once jugadores. Evidentemente, los jugadores del VRAC no estaban acostumbrados a ocupar los espacios y a defenderse de las fugaces internadas visitantes por los costados.

 

Por otro lado, la mayor envergadura y calidad del equipo visitante influyeron considerablemente, ya que, además de intimidar a los chavales locales,  en los primeros diez minutos de partido dos jugadores del VRAC cayeron lesionados.

 

Sin embargo, el VRAC Quesos Entrepinares no se arredró y fue mejorando su defensa con el paso de los minutos. Hizo saber que iba a vender caro cada ensayo y, en el último cuarto, consiguieron la único marca que el conjunto dubaití ha encajado durante su periplo en tierras españolas, que ya les ha llevado a enfrentarse ante Canoe y Arquitectura. Continuarán esta gira con amistosos ante Industriales y Alcobendas.

 

Por este hecho, el conjunto dubaití regaló una camiseta al equipo y al autor del ensayo una gorra con la que reconocer el mérito colectivo de los jugadores del VRAC, que pese a que habrán regresado a sus hogares heridos por la derrota, pueden alzar su mandíbula y sentirse orgullosos por el partido realizado ante un equipo de un gran nivel. Una experiencia, que, sin vacilar, les curtirá aún más en su formación.