El VRAC sigue "mal acostumbrando" con victorias autoritarias

No solo cumplió: volvió a sumar por tercera jornada consecutiva cinco puntos para llegar hasta los 15 y mantener el liderato. Moir certificó el bonus sobre la bocina. Lo peor, la lesión de Lucas Lastra.

CRC POZUELO (10): Antonio Llamas, Javier Nogales, Fernando González, Joaquín Mollinedo, Santiago Ojeda, Fran Clopet, Miguel Ramírez, Jaime Togores, Santiago Lobejón, Rafael de Santiago, Daniel Fernández, Javier Canosa, Ignacio Vázquez, Joaquín Vázquez y Carlos Molina


VRAC (29): Alberto Pastor, Pablo Miejimolle, Alberto Blanco, Ignacio Molina, Manu Mora, Mateo Agudo, Stefano Tucconi, Kalo Gavidi, Pablo Gil, Stefan Moir, Rodrigo López, Gareth Griffiths, Álex Müller, Pedro de la Lastra y Nuno Penha e CostA. También jugaron: Mañanas, Barnes, Castiglioni, Stohr, Álvaro Ferrández, Haru Nakayama y Lucas Lastra


Parciales: 0-3, min. 1: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 5-3, min. 4: Ensayo de Carlos Molina; 5-10, min. 12: Ensayo de Stefano Tucconi y Transformación de Gareth Griffiths; 5-15, min. 18: Ensayo de Stefano Tucconi; 10-15, min. 27: Ensayo de Joaquín Vázquez; DESCANSO; 10-22, min. 44: Ensayo de Castiglioni y transformación de Gareth Griffiths; 10-29, min. 79: Ensayo de Moir y transformación de Gareth Griffiths

 

Árbitro: Eki Fanlo 

 

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la División de Honor 2015/2016 disputado en el Valle de las Cañas

Tres de tres. O mejor: 15 de 15. El VRAC completó en el Valle de las Cañas el arranque de Liga perfecto. No ha cedido ni un punto en las tres primeras jornadas y ha sumado absolutamente todo lo posible. Esta vez no apabulló al CRC como hicieran frente al Bathco y frente al Hernani, pero cumplió y ofreció lo necesario para volver a Valladolid con el máximo botín. Objetivo cumplido a seis días de la final de la Supercopa, que será también en tierras madrileñas.

 

Partido de brío del equipo de Merino, que comenzó puntuando a las primeras de cambio, como ya hiciera en las dos primeras jornadas. Esta vez fue una transformación de Griffiths, que lideró al Quesos con orden, cabeza y la intensidad necesaria para conseguir el triunfo.

 

CRC salió con ganas de dar una alegría a los suyos y fruto de ese esfuerzo ensayaron en el minuto 4, volteando el marcador y poniéndose por delante del líder. Sin embargo, la alegría duró lo que tardó Tucconi en definir un maul quesero, superior durante todo el partido en el empuje pero con imprecisiones que lastraban una avance claro en juego y en resultado. Griffiths no falló y amplió la ventaja. Poco después, y de nuevo empujando hasta la cocina, Tucconi repitió. Sin embargo, CRC se acercó a cinco puntos antes del descanso con un nuevo ensayo que ajustaba la batalla para una segunda parte abierta y en la que cualquiera podía llevarse el gato al agua.

 

Como de costumbre, el Quesos decidió no esperar acontecimientos ni ponerse en modo defensivo. Pasó a la acción con el portugués Nuno Penha e Costa como protagonista que, tras una fantástica jugada, sirvió en bandeja el tercero de la tarde a Fede Castiglioni.

 

Con Merino moviendo el banquillo y el VRAC centrando sus esfuerzos en el punto bonus, llegó la noticia negativa del encuentro. Lucas Lastra, que había salido unos minutos al terreno de juego, sufría una lesión que le obligó a retirar el campo en ambulancia. El partido, parado durante varios minutos, se trabó y descentró a ambos conjuntos. Y cuando el banquillo miraba el reloj asumiendo los cuatro puntos, apareció Moir para avistar el tercer tesoro de la temporada.