El VRAC se queda a un paso de conquistar la Copa del Rey

El VRAC Quesos Entrepinares ha caído derrotado en la final de la Copa del Rey ante Ordizia. Cuajó veinte primeros minutos sobresalientes, pero este rugby de altos vuelos se fue difuminando a medida que el aguerrido equipo vasco se crecía, ayudado por una doble expulsión antes del descanso, y daba la vuelta al marcador en un segundo tiempo aciago para los intereses vallisoletanos, negados en los lanzamientos a palos.

En un marco incomparable como El Sardinero. En un día soleado y en el que soplaba una ligera brisa que obligaba a no quitarse la rebeca y con unos seis mil aficionados del rugby en las gradas, se celebró este domingo la final de la Copa del Rey del 2013 entre el VRAC Quesos Entrepinares y Ampo Ordizia. Condicionantes que invitaban a disfrutar de una mayúscula fiesta ovalada.

 

Un choque bañado por un espectacular ambiente y en el que Ordizia comenzó mandando con la posesión del oval. Acumulaba varias fases y percutía con rabia pero el VRAC contenía estas embestidas con orden y generoso despliegue.

 

Tardó unos siete minutos en acariciar el oval como deseaba y, entonces, ofreció una jugada rauda y precisa a la mano que obligó a los ordiziarras a emplearse a fondo para evitar el primer ensayo de la mañana.

 

La rabia vasca se había aplacado y el VRAC Quesos Entrepinares empezaba a encajonar al Ordizia en su medio del campo. De este modo, y tras un tremebundo esfuerzo en un maul, Borja Estrada consiguió el primer ensayo del partido a los doce minutos de juego. Griffiths falló la transformación, al igual que cuatro minutos más tarde, tras la siguiente marca vallisoletana.

 

La retaguardia vasca estaba desarbolada. Alex Gutiérrez Müller continuó una buena jugada iniciada por su hermano y protagonizó un eslalom espectacular del que se sirvió para posar el oval (minuto 16). Marca que no conformó a los de Lisandro Arbizu, que habían olido sangre.

 

Y es que, apenas tres minutos más tarde, Carlos Gavidi culminaba casi bajo palos una brillante jugada colectiva que establecía el parcial de 17-0 cuando no se había alcanzado el ecuador de la primera parte.

 

Un ensayo que provocó una corajuda reacción vasca, que volvió a errar un golpe de castigo y se topó con una excelsa defensa quesera en los metros finales, hasta los que se habían visto obligados a recular los jugadores vallisoletanos. Pero el VRAC se quedó con uno menos por expulsión temporal de Carlos Gavidi y no se pudo frenar la insistencia de Ordizia.

 

Daniel Kroll redujo diferencias y siguió comandando el empuje vasco, el cual se vio nuevamente recompensado con otro ensayo y tras otra expulsión temporal de un jugador del VRAC, en esta ocasión Steve Barnes y escasos instantes antes de que Gavidi regresase al pasto. Jon Ander Grende, a cinco minutos del final puso el 17-14 con el que se llegó al tiempo de asueto, pese a los dos lanzamientos a palos no pasados por Griffiths, y que hacía presagiar un segundo período trepidante.

 

La reanudación tuvo un inicio parecido al del primer tiempo aunque en esta ocasión Ordizia sí materializó su mayor electricidad con un ensayo de Huxford que volteaba el marcador parcial (17-19). El VRAC seguía en inferioridad numérica y encajó un ensayo que desató la reacción quesera bien absorbida en delantera por el equipo vasco.

 

El VRAC Quesos Entrepinares presionaba y no cedía un palmo a Ordizia, pero no conseguía hallar la continuidad en su juego del primer período, algo a lo que contribuyó los constantes parones decretados por el colegiado del encuentro.

 

Con el paso de los minutos, el juego se fue ensuciando y el VRAC perdiendo proximidad con la línea de ensayo y entrando cada vez menos en contacto con el oval, en parte merced a las continuas pérdidas que propiciaron un nuevo ensayo de Ordizia a diez minutos del final (17-24).

 

Marca que obligaba a conseguir un ensayo para al menos forzar la prórroga en los minutos finales, pero lo que sí llegó fue un golpe de castigo transformado por Kroll para Ordizia que dejó la final vista para sentencia pese a los arreones finales del VRAC Quesos Entrepinares.

 

FICHA TÉCNICA

 

17 - VRAC QUESOS ENTREPINARES: Francisco Blanco, Steve Barnes, Federico Abente, Borja Estrada, Álvaro Abril, Adam Newton, Stefano Tucconi, Carlos Gavidi, Diego Álvarez Gorosito, Álvaro Ferrández, Sergio Fernández, Gareth Griffiths, Javi Ortega, Alejandro Gutiérrez Müller y Nacho Gutiérrez Muller. También jugaron Manuel Sevillano, Ignacio Molina, Santiago Ovejero, Fernando de la Calle, Rodrigo López y Christian Utiel

 

27 - AMPO ORDIZIA: Jon Ander Grende, Joanes Aierbe, Inaxi Darkintis, Asier Álvarez de Eurlate, Thomas Quarrie, Xabier Lerma, Joan Tudela, Lambert Groenewald, Mikel Aizpurúa, Daniel Kroll, Iñaki Puyadena, Corey Simpson, Nivholas Marshall, Yousseh Haddar y Phillip Huxford. También jugaron Joanes Múgika, Urtzi Abanzabalegi, Axier Korta, Iñaki Suso, Mikel del Río, Mateo Mattaruco y Joxe Javier Malkorra.

 

PARCIALES: 5-0, min. 13: Ensayo de Borja Estrada; 10-0, min. 16: Ensayo de Alex Gutiérrez Muller; 17-0, min. 19: Ensayo de Gavidi, transforma Griffiths; 17-7, min. 29: Ensayo de Daniel Kroll que transforma él mismo; 17-14, min. 35: Ensayo de Jon Ander Grende, transforma Daniel Kroll; 17-19, min. 41: Ensayo de Huxford; 17-24, min.70: Ensayo de Huxford; 17-27, min. 37: Golpe de castigo transformado por Kroll.

 

ÁRBITRO: Ortega (Comité andaluz). Amonestó temporalmente a Carlos Gavidi y Steve Barnes, del VRAC Quesos Entrepinares.

 

INCIDENCIAS: Final de la Copa del Rey de Rugby celebrada en El Sardinero (Santander) ante unos 6.000 espectadores.

Noticias relacionadas