El VRAC se aúpa a lo más alto del Ayuntamiento de Valladolid

El VRAC Quesos Entrepinares fue recibido por el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva. JUAN POSTIGO

Jugadores y directivos fueron recibidos por el alcalde Javier León de la Riva y el presidente de la Fundación Municipal de Deportes, Alfredo Blanco, tras ganar la liga.

“Casi le dan ganas a uno de comenzar diciendo aquello de orgullo y satisfacción recibiros en esta casa”, bromeaba el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, al recibir a los jugadores del VRAC en el Ayuntamiento, en un claro guiño a la reciente abdicación del Rey Juan Carlos hace apenas unas horas. Quién sabe, quizá en referencia a que ellos eran los nuevos reyes.

 

De Valladolid y de todo el rugby nacional sí, al menos. Tras la consecución de la liga y la posterior noche de juerga, era el turno de la pertinente visita al Consistorio, como cada vez que un equipo vallisoletano logra un título.

 

“Ahora hablando en serio, el rugby nos permite sacar pecho al ser referencia en Valladolid. Estáis paseando el nombre de la ciudad allá a donde vais”, volvió a arrancar De la Riva. “Realmente el día de ayer fue espléndido, el Ayuntamiento puso las instalaciones y el sol y vosotros el juego”, volvió a bromear.

 

Y es que un triplete histórico de Copa, liga y Supercopa no es algo que se consiga todas las temporadas. “No quiero aprovechar la ocasión para sacar pecho, pero creo que contamos con las mejores instalaciones de rugby de toda España”, siguió el alcalde en lo que es su competencia, ya que los campos de Pepe Rojo son de propiedad municipal. “No hay ninguna ciudad comparable en este sentido, aunque es coherente porque no hay ninguna con tanta afición y con dos clubs, además de varios pequeños que siempre cumplen”.

 

Los jugadores, sentados en el Salón Consistorial, escuchaban atentamente al regidor, alguno con más cara de cansancio que otro. Y es que ya hubo quienes apuraron el reloj para llegar al Ayuntamiento, como Molina o Muller.

 

AMPLIACIÓN PEPE ROJO

 

Aprovechó José Antonio Garrote para pasarle la patata caliente a De la Riva. “Ayer nos prometió que tras llegar a tres llenazos como el de ayer ampliaría las gradas y las haría de hormigón, es decir, que nos quedan dos. Confío en su palabra y seguro que lo hará”, sonrió el presidente quesero, antes de recordar que el rugby “ya no es un deporte minoritario”.

 

Por su parte, el alcalde recogió el testigo respondiendo que “por su parte siempre habrá apoyo” y recordó que este año “se incrementó un 10%” la inversión municipal en deportes y que el Ayuntamiento cede gratuitamente a los clubes de rugby la propiedad de Pepe Rojo, “algo que no pasa con todos”, si bien no descartó futuros apoyos económicos mayores.