El VRAC saca músculo en casa del Pozuelo (3-26)

TRIBUNA

La seriedad defensiva de los queseros no dio opciones a un voluntarioso CRC, que se vio superado en los momentos decisivos del choque. El Quesos abre brecha en la clasificación.

Ficha técnica:

 

3 - CRC Pozuelo: Javier Salazar, Fernando González, Gastón Ibarburu, José Joaquín Mollinedo, Telmo Romero, Francisco Cloppet, Zachary Taylor, Arturo Brasca, José Lerín, Santiago Lobejón, Carlos Molina, Daniel Fernández, Daniel Barrero, Marcos Hidalgo y Antoine Sánchez.

 

26 - VRAC Quesos Entrepinares: Sergio Valverde, Steve Barnes, Alex Woonton, Lucas Lastra, Manuel Mora, Borja Estrada, Stefano Tucconi, Kalo Gavidi, Juan Carlos Pico, Álvaro Ferrández, Rodrigo López, Gareth Griffiths, Alex Muller, Pedro de la Lastra y Guillermo Mateu.

 

También jugaron: Yannick Pardo, Leigh Thompson, Mateo Agudo, Dan Snee, Frederic Montagut, Haru Nakayama, Diego Gorosito y Alberto Blanco.

 

Parciales: 0-7, min. 2: Ensayo de Álex G Müller y transformación de Gareth Griffiths; 3-7, min. 7: Transformación de castigo de Lobejón; DESCANSO; 3-14, min. 44: Ensayo de Gavidi y transformación de Gareth Griffiths; 3-19, min. 62: Ensayo de Guillermo Mateu; 3-26, min. 77: Ensayo de Guillermo Mateu y transformación de Gareth Griffiths.

 

Árbitro: Julio Aguirre (Catalán)

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 16 de la División de Honor 2014/2015 disputado en los Campos de Pepe Rojo.

La que se presentaba como una complicada jornada para mantener a salvo la primera plaza terminó saliendo redonda para el VRAC. No solo sigue en lo más alto, sino que aumenta la ventaja con su más inmediato perseguidor. La Santboiana pagó la derrota de siete días atrás en Pepe Rojo con un nuevo tropiezo frente al Bathco, que dio la sorpresa en Baldiri Aleu. El triunfo con bonus del Entrepinares en el Valle de la Cañas otorga a los de Diego Merino un colchón de cinco puntos que no es ni para dormir, ni para relajarse, pero debe servir para valorar el trabajo en la presente temporada del conjunto quesero.

 

En Pozuelo, el VRAC subió a su autobús los cinco puntos gracias a un brillante trabajo defensivo que, junto a los movimientos desde el banquillo, le permitieron sumar lo máximo posible. El resultado es relativamente engañoso, puesto que el CRC puso por momentos en complicaciones a los vallisoletanos, que se armaron en la zaga para evitar que el marcador se ajustase. La victoria, no obstante, fue tan indiscutible como la actual solidez del Quesos.

 

El arranque fue de nuevo fulgurante, con un ensayo visitante a los dos minutos de arrancar el duelo que hacía pensar en un partido asequible para el VRAC. Fue Alex Gutiérrez Müller el que posó bajo palos el oval, a buen seguro con su hermano en la mente, y Gareth Griffiths subió los primeros siete puntos al electrónico. El CRC respondió transformando un golpe de castigo y a partir de ahí el encuentro se igualó con ocasiones para unos y para otros, pero con los madrileños opositando a remontar. Así se llegó al descanso, con un 3-7 que obligaba al Entrepinares a conseguir durante el segundo acto tres ensayos para llevarse todo el botín.

 

Tras el asueto, el VRAC volvió a abrir diferencias por medio de Kalo Gavidi y con Griffiths confirmando una ventaja de once puntos favorable al equipo de Diego Merino. Al igual que frente a la Santboiana, los movimientos desde el banquillo auparon al Quesos, que supo dosificar y saber cuándo atacar al CRC.

 

Los pozueleros fueron valientes, pero se encontraron con una defensa numantina de los vallisoletanos. En un momento clave del partido, apretaron y pusieron al límite en una jugada de más de una decena de fases al VRAC. Sin embargo, el equipo resistió y golpeó a la contra con un ensayo de Guillo Mateu que puso la puntilla al rival. La victoria estaba garantizada, pero no el bonus. De nuevo Mateu, en una jugada que empezó con una touch ganada, ensayó y certificó los cinco puntos.