El VRAC remonta en Altamira en la última jugada y se mantiene invicto

Una transformación de castigo de Gareth Griffiths en la última jugada del partido permite al VRAC Quesos Entrepinares mantenerse invicto y sumar su séptima victoria de la temporada. Tras una primera parte floja, los de Merino mejoraron en el segundo tiempo.

 

 

16 - AMPO Ordizia: Agustín Ortiz, Iñaki Lario, Joshua Gary Daley, Asier Álvarez, Jon Barandiarán, Francisco Muller, Joan Tudela, Imanol Aldanondo, Mikel Aizpurua, Hendri Rust, Daniel Aizpun, Benjamin O´Donnel, Unai Gartzía, Asier Korta e Iker Korta

 

18 - VRAC Quesos Entrepinares: Pablo César Gutiérrez, Pablo Miejimolle, Alberto Blanco, Ignacio Molina, Manu Mora, Mateo Agudo, Kalo Gavidi, Steffano Tucconi, Pablo Gil, Stefan Moir, Pedro de la Lastra, Gareth Griffiths, Alex Müller, Guillermo Mateu y Fede Castiglioni

También jugaron: Alberto Pastor, Steve Barnes, Rodrigo López, Daniel Stohr, Jaime Barriuso y Manuel Sevillano

 

Parciales: 7-0, min. 13: Ensayo de Imanol Aldanondo y transformación de Hendri Rust, 10-0, min. 23: Transformación de castigo de Hendri Rust; 13-5, min. 38: Ensayo de Stefan Moir; DESCANSO; 13-12, min. 46: Ensayo de Manu Mora y transformación de Gareth Griffiths; 13-15, min. 58: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 16-15, min. 79: Transformación de castigo de Hendri Rust; 16-18, min. 84: Transformación de castigo de Gareth Griffiths

 

Árbitro: Marc Riera

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 7 de la División de Honor de rugby disputado en Altamira

 

Una primera parte especialmente espesa por parte del VRAC complicó la victoria en Altamira. El Quesos jugó con fuego y no se quemó porque no bajó los brazos cuando el partido parecía perdido y el tiempo a punto de cumplirse. No se rindió y una irregularidad local en la última melé concedió a Gareth Griffiths un castigo de los que el británico no acostumbra a fallar.

 

Desdibujado, desconocido y sin encontrarse cómodo desde el pitido inicial. Así se mostró el Entrepinares en los primeros 35 minutos del encuentro en Altamira. Ordizia lo supo ver y lo aprovechó. Faltó el habitual impulso inicial y también la respuesta inmediata a los puntos encajados. Así, llegó el ensayo transformado por Hurst de Aldanondo y un castigo que Hurst volvió a colar entre palos para dejar diez puntos abajo al VRAC. Anestesiado, el Quesos no se levantaba de la lona y el 13-0 llegaba pasada la primera media hora del partido con un nuevo golpe de castigo pasado.

 

El VRAC, encerrado en su propio campo, se sentía incapaz de avanzar metros pese a su habitual valentía. Cuando lo conseguía, tampoco la suerte acompañaba. El palo derecho de la H repelía la primera oportunidad de sumar de los vallisoletanos y, poco después, Pablo César Gutiérrez rozaba el primer ensayo. Un error de bulto de Ordizia y una buena acción de Stefan Moir permitían al Quesos afeitar diferencias poco antes del descanso (13-5).

 

El intermedio cambió por completo la cara al equipo de Merino, que se reactivó y comenzó desde la primera jugada a plantar cara al Ordizia. En ese primer intento una decisión arbitral frenó al VRAC, que insistió hasta lograr su segundo ensayo, fruto de varias fases con aciertos y buen empuje que terminó con Manu Mora rompiendo la defensa local y Gareth Griffiths transformando. La remontada la ratificaba el mismo Griffiths colocando tras un castigo el 13-15.

 

A partir de ahí, el VRAC buscó consolidar el triunfo y multiplicó sus ocasiones, ninguna de ellas de éxito. Así, los minutos pasaban con el riesgo de que un error permitiese a Ordizia voltear el marcador. El Quesos libró tras varias touches comprometidas pero no cuando, en el minuto 79, un error y protestas al colegiado terminaron en un castigo favorable y lejano a Ordizia que se presumía definitivo por lo ajustado del resultado. Altamira cruzó los dedos y vio como Hurst conseguía de nuevo poner a los suyos por delante. Cantaban victoria.

 

Sin embargo, cuando el cronómetro de Marc Riera se acercaba al 80 y lo más fácil parecía dar por hecha la victoria local, el Quesos se fue a por el ensayo y se encontró, tras un falló en la melé de Ordizia, con un castigo que Griffiths asumió y que, como no podía ser de otra manera, transformó para otorgar una nueva victoria al VRAC Quesos Entrepinares.