El VRAC Quesos Entrepinares se lleva el derbi en el último suspiro

Los jugadores del VRAC Quesos Entrepinares celebran su victoria en los vestuarios de Pepe Rojo.

En una nueva edición del derbi vallisoletano, los queseros ganaron cuando tenían todo perdido y se aúpan a la segunda plaza a costa de un gran Hermi El Salvador.

HERMI EL SALVADOR (21): Castro, Marrón, Miranda, Núñez, Torres, Reneses, Asís G.Mazariegos, Joe Mamea, Ramos, Sam Katz, Blanco, Pearce, Carter, Sánchez y Rodríguez.

 

VRAC QUESOS ENTREPINARES (22): Gutiérrez, Barnes, Woonton, Thompson, Molina, Estrada, Mora, Gavidi, Gil, Dan Snee, López, Müller, Gareth Griffiths, Alex Müller y Montagut. También jugaron: Tucconi, Pico y Mateu.

 

Parciales: 0-3, min. 3: Transformación de Griffiths; 3-3, min. 15: Transformación de Sam Katz; 3-6, min. 19: Transformación de Griffiths; 6-6, min. 22: Transformación de Sam Katz; 6-9, min. 24: Transformación de Gareth Griffiths; 9-9, min. 27: Transformación de Sam Katz; 9-14, min. 30: Ensayo de Gavidi; 12-14, min. 34: Transformación de Sam Katz; 15-14, min. 41: Transformación de Sam Katz; DESCANSO; 18-14, min. 43: Transformación de Sam Katz; 18-19, min. 73: Ensayo de melé del VRAC; 21-19, min. 78: Transformación de Sam Katz; 21-22, min.82: Transformación de Dan Snee.

 

Árbitro: Alhambra Nievas. Amonestó a Kalo Gavidi, Raphael Blanco y Asís García Mazariegos.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la División de Honor de Rugby 2014-15 disputado en los Campos de Pepe Rojo.

Era una mañana típica del invierno en Pepe Rojo. De esas en las que el rugby tiene aún más sabor por el frío y la lluvia, que hace más complicado el juego. Pero Valladolid puede presumir de tener el mejor rugby de España y este derbi entre Hermi El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares ha sido la mejor demostración de calidad y, sobre todo, deportividad.

 

Pudo ganar cualquiera, porque la igualdad solo se rompió en el último suspiro. Los colegiales disfrutaron de las transformaciones de Sam Katz, pero una última acción final de empuje del VRAC le dio la opción de transformar a Dan Snee para cambiar de color un partido que parecía teñirse de blanquinegro y acabó coronando al azul (en esta ocasión fuscia) de los queseros.

 

Es el resumen de un duelo de altas vibraciones disputado con total nobleza que parecía tener controlado el Hermi El Salvador en el tramo final, después de diferentes alternativas en el marcador. Los colegiales saboreaban la victoria, que hubiera sido igual de justa que la quesera, porque además se presentaron en este choque con bajas sensibles. Pero todo se rompió en esa prolongación que aprovechó el Quesos Entrepinares para sumar un importante triunfo