El VRAC gana y confirma que habrá nueva final de rugby entre los dos grandes de Valladolid

El VRAC consigue acceder con una buena primera parte a su cuarta final de la temporada, tercera en competición nacional, y buscará el sábado 28 un nuevo título liguero ante el eterno rival local: El Salvador. 

VRAC (33): Sergio Valverde, Pablo Miejimolle, Alberto Blanco, Lucas Lastra, Ignacio Molina, Álvaro Abril, Berny Hall, Kalo Gavidi, Iván Espeso, Stefan Moir, Alex G. Müller, Gareth Griffiths, Jerome Pretorius, Guillermo Mateu y Nuno Penha. También jugaron: Pablo César Gutiérrez, Pablo Gil, Alex Taylor, Álvaro Ferrández, Fede Castiglioni, Steve Barnes, Manu Mora y Alberto Pastor

 

CR Complutense Cisneros (26): Francisco Blanco, Pablo Hayali, Guillermo Espinós, David Carretero, Guillermo Molina, Matías Cabrera, Michael Hogg, José Luis del Valle, Benedetto Rebecchini, Alvar Gimeno, Manuel Sáinz Trápaga, Mariano Alonso, Iñigo Olaeta, Ignacio Martínez y Fran Soriano

 

Parciales: 0-3, min. 7: Transformación de castigo de Ignacio Martínez; 10-3, min. 15: Ensayo de Álvaro Abril y transformación de Gareth Griffiths; 13-3, min. 22: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 13-10, min. 28: Ensayo de Guillermo Molina y transformación de Ignacio Martínez; 20-10, min. 32: Ensayo y transformación de Gareth Griffiths; 20-13, min. 42: Transformación de castigo de Ignacio Martínez; 20-16, min. 47: Transformación de castigo de Ignacio Martínez; 27-16, min. 68: Ensayo de Fede Castiglioni y transformación de castigo de Gareth Griffiths; 30-16, min. 73: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 30-21, min. 78: Ensayo de Guillermo Molina; 33-21, min. 80: Transformación de castigo de Gareth Griffiths; 33-26, min. 80: Ensayo de Juan Cano

 

Árbitro: Marc Riera. Amonestó a Pablo César Gutiérrez y Jesús Recuerda

 

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal de la División de Honor de Rugby 2015/2016 disputado en Pepe Rojo

Cisneros volvió a poner en complicaciones y a exprimir al VRAC, pero la sufrida victoria azulona vale una nueva final. El próximo sábado, como local y en Pepe Rojo, el Entrepinares tendrá la oportunidad de revalidar el título liguero frente a El Salvador. La clasificación vale también un billete para la Supercopa, que igualmente le medirá al conjunto vallisoletano.

 

Pese al buen comienzo quesero, fue Cisneros quien se adelantó en el marcador con un castigo a favor que transformó Ignacio Martínez. Era la primera vez que el oval pasaba de la divisoria de los dos terrenos. El VRAC insistió en su propuesta y no tardó en remontar. Un detalle de calidad y poderío de Berny Hall dejó vía libre a Álvaro Abril, que sigue demostrando su gran estado de forma. El vallisoletano ensayó y Griffiths transformó para colocar a los locales por delante por primera vez en el encuentro. Sobre el verde de Pepe Rojo se vio igualdad y buen rugby, con los madrileños justificando su clasificación para estas semifinales. 

 

El encuentro, no obstante, tuvo continuas interrupciones, pero cuando el balón se ponía en juego las propuestas eran claras y atractivas. Otra patada entre palos de Griffiths amplió a diez puntos la ventaja, pero Guillermo Molina se encargó de devolver la emoción a la eliminatoria con el primer ensayo colegial tras un escorzo y una demostración de poderío que le permitió alcanzar zona de marca posando el oval. Tampoco erró Ignacio Martínez, que tuvo una gran primera parte con el pie. Los nervios le podrían cuando más le necesitaba su equipo. 

 

Superada la primera media hora y en una fase del partido con alternativas, una gran jugada de Lucas Lastra habilitó a Griffiths para hacer la segunda marca quesera. Nadie frenó la carrera del británico, que aprovechó un gran pase del argentino. Lastra, que ha trabajado durante toda la temporada para recuperarse de una gravísima lesión, empieza a recobrar las buenas sensaciones y ha llegado a tiempo para aportar en el tramo definitivo de la División de Honor. Griffiths transformó y el VRAC volvió a tomar ventaja de más diez con la que se llegaría al descanso.

 

La segunda parte empezó con una zozobra que penalizó al Quesos hasta poner en riesgo la clasificación para la final. En un abrir y cerrar de ojos, Cisneros recortó seis puntos y se colocó a solo cuatro gracias a dos castigos que Ignacio Martínez pasó sin miramientos. El VRAC hilvanaba buenas jugadas pero no las consumaba y los colegiales lo aprovechaban para mantener intactas sus opciones de dar la sorpresa y plantarse en la final liguera. A 15 minutos del final, Martínez falló una patada en el peor momento del partido y desperdició la oportunidad de colocarse a un solo punto. 

 

Fue un minuto fatídico para los de Vinuesa, porque el Quesos estuvo avispado y sacó presto una touch que le otorgó el ensayo de la tranquilidad: Pablo Gil el que puso el oval el juego y Castiglioni corrió sin mirar atrás hasta posar y colocar, gracias al patada de Gareth Griffiths, el 27-16 que dejaba la semifinal vista para sentencia. Ésta llegó con una nueva transformación de castigo de Griffiths, que estuvo impecable con el pie y que hizo insuficiente el postrero ensayo de Guillermo Molina. Una última patada de "Gas" colocó el 33-21 y sobre la bocina Juan Cano consiguió maquillar el resultado con el tercer ensayo de Cisneros.