El VRAC gana en Madrid y termina la fase regular en lo más alto (19-31)

El conjunto vallisoletano solo necesitaba un punto y volvió de tierras madrileñas con cinco. Tras doblegar al Complutense Cisneros con algún momento de sufrimiento, espera rival para las semifinales del playoff por el título. Entonces, se enfrentará al vencedor de los cuartos de final entre Cetransa El Salvador y Ampo Ordizia.

En una mañana ventosa y gélida, impropia de esta época del año, el VRAC Quesos Entrepinares se presentaba en el campo El Central de Madrid con el objetivo claro de ganar o puntuar al menos para conservar el liderato al final de la Liga regular. Lo hacía con varias novedades en su quince inicial y en su citación.

 

Sergio Fernández "Mini" y Rodrigo López, recuperados de sus respectivas lesiones, se vistieron de corto desde el inicio. Mientras, en el banquillo estaban el jugador del segundo equipo Mathew Demangeat y Cristian Utiel, jugador formado en el VRAC y que jugó hace varias temporadas en el equipo de División de Honor. Venía actuando en Oviedo pero el VRAC le ha recuperado para el tramo final de la temporada de cara a suplir a Diego Merino, lesionado de larga duración.

 

Así las cosas, el encuentro se inició con un VRAC Quesos Entrepinares con el libro de estilo memorizado y con rabiosa insistencia. Combinaba bien la firmeza de su delantera con su juego dinámico y abierto a los tres cuartos. De este modo, acaparaba la posesión y no permitía que el conjunto local se despegase de las tareas defensivas, algo a lo que ayudaba el contar con el viento a favor.

 

Álvaro Ferrández "Flequi" inauguró así el tanteo con un ensayo a los cinco minutos de juego que fue transformado por la ametralladora Griffiths. Un ensayo que provocó una tímida reacción local, que desperdició un golpe de castigo para recortar distancias.

 

No obstante, el VRAC recuperó el control del oval y siguió percutiendo la línea defensiva de los madrileños hasta que Alejandro Gutiérrez Muller resquebrajó la recia retaguardia del Complutense Cisneros a los veinte minutos de juego. Griffiths no marró la transformación y el parcial se estableció en 0-14.

 

Una marca que encoraginó a los jugadores madrileños, quienes subieron su presión y medraron por impedir que el juego del VRAC acumulase varias fases. Lo consiguieron y se hicieron con la posesión del oval para empezar a encaramarse a la zona de veintidós. El VRAC no permitió más. Mostró lo expeditiva y robusta que es su defensa y sólo concedió un golpe de castigo que transformó Francisco Hernández antes de enfilar el camino de los vestuarios.

 

En la reanudación, el conjunto madrileño volvió a jugar con decisión, afanado en embotellar al equipo que dirigió hoy desde el banquillo Lisandro Arbizu y que también sufría los estragos del viento. Cometió un golpe de castigo nada más se inicio este segundo período que Francisco Hernández acertó a pasar para recortar distancias.

 

No en vano, el VRAC exhibió su pegada de púgil indómito, certero y hercúleo tras el saque de una touch y, a renglón seguido, Javi Ortega ejecutó una jugada que le está dando mucho rédito esta temporada y Griffiths puso el 3-21 en el electrónico.

 

Pero este ensayo no supuso un cambio en el asedio en el que venía insistiendo el cuadro local, que siguió obligando a los jugadores queseros a esforzarse en la contención ante un equipo que movía el oval con criterio y ponía toda la carne en el asador en su ímpetu por regalar a su hinchada una última victoria.

 

Logró dos golpes de castigo y un ensayo, obrado por Juan Cano, que apretaron el tanteo a falta de diez minutos para la conclusión del partido. Sin embargo, el VRAC metió la directa nada más vio las orejas del lobo y, en un contragolpe, Ignacio Molina posó el oval (19-26, minuto 71), desvaneciendo así casi todas las opciones de victoria de los colegiales, las cuales se evaporarían definitivamente con otro ensayo de Molina llegado tras un maul a falta de escasos tres minutos para el final. El marcador, de este modo, no se movería más.

 

Con este resultado, las huestes de Lisandro Arbizu poseen el factor campo para las semifinales y la final de la División de Honor. Para alcanzar dicha final, deberá doblegar el próximo 26 de mayo al vencedor de la eliminatoria de cuartos de final entre Cetransa El Salvador y Ampo Ordizia.

 

FICHA TÉCNICA

 

19 - CR COMPLUTENSE CISNEROS: Santiago Fernández, Pablo Hayali, Martín Tedesco, Rafael Matt, Guillermo Molina, Martín Fernández, Jaime García, José Luis del Valle, Gabriel Nogales, Pedro Sanz, Manuel Sainz, Juan Cano, Ander Ayala, Álvaro Moreno y Francisco Hernández. También jugaron Beñat San Sebastián, Carlos Bachofer y César de Sande.

 

31 - VRAC QUESOS ENTREPINARES: Ángel de la Calle, Steve Barnes, Federico Abente, Borja Estrada, Álvaro Abril, Adam Newton, Stefano Tucconi, Carlos Gavidi, Diego Gorosito, Álvaro Ferrández, Sergio Fernández, Javier Ortega, Gareth Griffitths, Rodrigo López y Alejandro Gutiérrez Muller. También jugaron Santiago Ovejero, Manuel Sevillano, Ignacio Molina, Cristian Utiel, Alberto Pastor, Mathew Demangeat y Diego Villamor

 

PARCIALES: 0-7, min. 5: Ensayo de Álvaro Ferrández, transforma Griffiths; 0-14, min. 20: Ensayo de Alex Gutiérrez Muller, transforma Griffiths; 3-14, min. 33: Golpe de castigo transformado por Francisco Hernández; 6-14, min. 42: Golpe de castigo transformado por Francisco Hernández; 6-21, min. 44: Ensayo de Javi Ortega, transforma Griffiths; 9-21, min. 52: Golpe de castigo transformado por Francisco Hernández; 16-21, min. 55: Ensayo de Juan Cano, transforma Francisco Hernández; 19-21, min. 70: Golpe de castigo transformado por Francisco Hernández; 19-26, min. 71: Ensayo de Ignacio Molina; 19-31, min. 76: Ensayo de Ignacio Molina.

 

ÁRBITRO: Alhambra Nievas (comité andaluz). Amonestó temporalmente a Adam Newton y Ángel de la Calle, del VRAC Quesos Entrepinares; y Rafael Matt, del CR Complutense Cisneros.

 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la última jornada de División de Honor celebrado en el campo El Central de Madrid.