El voto por correo se dispara en Valladolid al registrar casi 28.000 electores el próximo 26-J

María José Salgueiro, delegada del Gobierno en Castilla y León, presenta el dispositivo electoral. ALBERTO MINGUEZA

En apenas cinco días 433.052 vallisoletanos residentes y no residentes en España podrán acudir a las urnas para ejercer su derecho a voto. 

Con tan solo seis meses de diferencia, ya que  los políticos no han sido capaces de llegar a un acuerdo entre ellos, los ciudadanos vuelven a tener en sus manos el futuro del país. En un periodo más o menos largo de reflexión, vuelven las segundas oportunidades ¿o no?

 

La población ha tenido tiempo de pensar y desde la Delegación del Gobierno, la delegada María José Salgueiro anima a que “todo el mundo participe y vaya a votar” porque “unas elecciones significan mucho para nuestro país”.

 

La ciudad de Valladolid contará con 815 mesas electorales repartidas por 370 centros de 225 municipios de la Comunidad. La apertura de las puertas de los respectivos centros tendrán lugar a las 9.00 horas, para los más madrugadores, hasta las 20.00 horas que se procederá a los cierre de colegios electorales y al escrutinio.

 

Respecto a la elección de diputados y senadores, Castilla y León cuenta con un total de 31 diputados; de los cuales 5 pertenecen a Valladolid, y 36 senadores; 4 candidatos en la ciudad.

 

El voto por correo ha sufrido un aumento significativo respecto al mes de diciembre en Valladolid. Un total de 14.475 personas más han solicitado el voto por correo para el 26-J, lo que significa que en estás próximas elecciones 27.780 han recurrido al voto frente a las 13.305 que lo hizo en las pasadas elecciones. Un dato relevante es la cantidad de ciudadanos residentes en España que han optado por esta alternativa, 25.932 en comparación a los 1.848 que viven en el extranjero.

 

Ya falta poco para que las urnas se desempolven y salgan del Ayuntamiento hasta su respectivo centro escolar. Centros que contaran con la protección de la Policía Local y Nacional  para “mantener la tranquilidad”, concluye Salgueiro.

 

Noticias relacionadas