El virus del ébola no se transmite "ni por el agua ni por el aire", sólo por contacto con fluidos

El aislamiento de los equipos médicos que atienden a afectados debe ser absoluto

El virus del ébola se transmite por contacto directo con la sangre o los fluidos corporales de una persona infectada, siempre que ésta haya experimentado síntomas, según asegura el Ministerio de Sanidad. Además recuerda que no se transmite "ni por el agua ni por el aire"

En el último documento que tiene colgado Sanidad en su página web sobre 'Información general sobre el brote de enfermedad por el virus del Ébola: preguntas más frecuentes', recuerdan además que los síntomas aparecen entre dos días y hasta 21 días después de la exposición al virus.

 

La enfermedad puede presentarse bruscamente con fiebre, dolor de cabeza, Dolores articulares y musculares, debilidad, diarrea, vómitos, dolor de estómago, falta de apetito y sangrado anormal.

 

El contagio se produce cuando se mantiene contacto con personas con síntomas, fallecidos que estaban infectados o por la exposición a objetos que han sido contaminados con secreciones infectadas (agujas, jeringas, ropa, etc).

 

El contacto con fluidos corporales, precisa Sanidad, incluye el semen que puede permanecer infectivo durante las siete semanas siguientes a la recuperación del enfermo, por lo que en ese periodo el contacto sexual debe evitarse.

 

La auxiliar infectada acudía esta mañana con fiebre al Hospital Universitario Fundación Alcorcón, donde se activaban el protocolo de seguridad nada más conocerse que había estado en contacto con el misionero español. Tras aislarla se le realizó una primera prueba que daba positivo, se le realizaba a media tarde un segundo análisis para descarta un falso positivo que finalmente ha confirmado la infección.

 

Este contagio se produce 9 días después del fallecimiento de García Viejo, quien fue repatriado de Sierra leona el pasado 21 de septiembre y fallecía 5 días después tras sufrir un "empeoramiento" dentro de la gravedad que ya mantenía, al verse afectado por una "importante deshidratación" y una afectación hepato-rena.

 

Según el protocolo, todas las personas que estuvieron en contacto con el enfermo de ébola son sometidos a controles durante 21 días, se le toma la temperatura dos veces al día para comprobar si tienen fiebre.