El viento y el frío marcarán el fin de semana

El lunes vuelve la estabilidad

El viento y el frío marcarán el fin de semana, sobre todo el sábado, con la cota de nieve en los 500 metros en la mitad norte peninsular, aunque los termómetros volverán a subir el lunes, según ha explicado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Alejandro Lomas.

 

   Así, la entrada de una borrasca por el noroeste peninsular durante la tarde de ayer ha provocado "un cambio en el tiempo" en el país, al pasar "rápidamente" del Atlántico al Mediterráneo. "Será un cambio muy brusco pero muy rápido", ha precisado Lomas.

 

   El día "más complicado" será el sábado, con precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y Pirineo occidental y nevadas en zonas de la mitad norte peninsular, donde la cota de nieve se situará entre los 500 y los 800 metros. El portavoz de la AEMET ha añadido que, "cuanto más al sur, menos repercusión" tendrá esta situación.

 

   Mientras, las temperaturas experimentarán un notable descenso en buena parte del país, "aunque habrá más sensación de frío" por las fuertes rachas de vientos, muy fuertes en zonas de las mitad norte y este de Península y Baleares. En cuanto a las temperaturas, en muchas capitales de provincia se esperan mínimas de cero grados, como Ávila, Burgos, León y Segovia. Las máximas más bajas se registrarán en Burgos (4ºC), Soria y León, ambas con 5 grados.

 

   En total, cuarenta provincias españolas estarán este sábado en alerta amarilla (riesgo), naranja (riesgo importante) o roja (riesgo extremo) por fuertes vientos, nieve, lluvia o fenómenos costeros.

 

   Así, la provincia de Huesca y Lérida estarán en riesgo extremo por vientos, que podrían tener ráfagas de hasta 140 kilómetros por hora, mientras que Zaragoza, Teruel, Barcelona, Gerona, Tarragona, Navarra y Castellón mantendrán aviso naranja por vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

 

   También por viento, pero con aviso amarillo estarán este sábado Cantabria, Álava, Guipúzcoa, Vizcaya, Asturias, León, Palencia, Burgos, Ávila, Soria, Segovia, Ávila, Valladolid, Madrid, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Almería, Granada, Jaén, Málaga, Alicante, Valencia, Murcia Cáceres, La Rioja, Ibiza y Formentera, Menorca y Mallorca, Melilla.

 

   Por su parte, Huesca, Lérida y Navarra mantendrán aviso amarillo por riesgo de aludes. Mientras, por nevadas estarán en alerta naranja Huesca, Lérida, Navarra, Cantabria, Burgos, León, Palencia, La Rioja, Álava y Asturias, áreas donde el espesor de nieve oscilará entre 10 y 35 centímetros. También por nevadas, pero con aviso amarillo permanecerán Zaragoza, Teruel, Ávila, Segovia, Soria, Madrid, Lugo, Orense y Vizcaya.

 

   Por lluvias, la AEMET avisa por riesgo (amarillo) de lluvias a Asturias, Cantabria, Navarra, Vizcaya y Guipúzcoa. Asimismo, por fenómenos costeros permanecerán con alerta amarilla La Coruña, Lugo, Asturias, parte de Gerona, Tarragona y Castellón, Alicante, Almería, Granada y Melilla. Por fuerte oleaje y mar gruesa tendrán riesgo importante de fenómenos costeros Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Ibiza, Formentera, Menorca y Mallorca.

 

   Ante esta situación, la Agencia Estatal de Meteorología advierte de que un temporal de viento y nieve afectará a la Península y Baleares y con mayor adversidad al área de Pirineos. Este temporal comenzará este viernes y concluirá el domingo.

 

   Para el domingo, se prevén nevadas en zonas bajas del extremo norte peninsular, con heladas localmente moderadas en zonas del centro y norte de la Península y vientos fuertes con rachas muy fuertes en zonas del cuadrante noreste peninsular, área de Levante, Baleares y Canarias.

 

   La situación mejorará con el inicio de la semana, con precipitaciones débiles o localmente moderadas en el Cantábrico, Alto Ebro y Pirineos, además de intervalos nubosos en el resto del tercio norte peninsular, sistema central e ibérico. Sin embargo, entre el miércoles y el jueves, se espera "una nueva tendencia al empeoramiento", según ha avanzado Lomas.