El vicario: “Blázquez puede ser presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid”

El vicario de la archidiócesis de Valladolid, Luis Argüello. TRIBUNA

Luis Argüello, vicario de la archidiócesis de la ciudad, asegura que el recién nombrado presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, “no se ha planteado dejar el cargo de Valladolid”.

Ricardo Blázquez, nombrado este miércoles como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española, seguirá siendo también arzobispo de Valladolid. Y puestos a afirmar cosas con rotundidad, en ningún momento se ha planteado que dejara de fuerlo ni en buscarle algún tipo de auxiliar, tal y como explica el vicario de la archidiócesis de Valladolid, Luis Argüello.

 

“En principio no dejará su cargo de arzobispo bajo ningún concepto”, comienza el vicario. “Obviamente la labor de presidente de CEE va a requerir más tiempo y más trabajo, pero va a poder compatibilizar ambas tareas. No se ha planteado otra posibilidad”, afirma de manera contundente.

 

De esta manera se pone fin a las rumores que decían que Ricardo Blázquez podría abandonar el puesto que venía ocupando hasta ahora, después de que hace unos días, y siempre antes de salir elegido, él mismo explicara que “ser presidente de la CEE supondría trabajo y tiempo”. Y es que Blázquez tiene 71 años, casi 72.

 

Argüello tiene claro que tampoco se trata de algo extraño compatibilizar los dos cargos, de hecho, es lo habitual. “Rouco Varela, que acaba de dejar de ser el presidente, ha sido arzobispo de Madrid todo este tiempo. No es algo extraño, muchos arzobispos han seguido siéndolo después de ser elegidos presidentes”, ha continuado el vicario de Valladolid.

 

Efectivamente, sin ir más lejos Elías Yanes, quien ocupara el máximo cargo de la Conferencia Episcopal entre 1993 y 1999, no abandonó la archidiócesis de Zaragoza, en la que comenzó en 1977 para concluir en 2005, aunque casualmente él sí ejerció de obispo auxiliar en Oviedo hace más de 40 años.

 

Así las cosas, parece claro que Ricardo Blázquez no dejará la archidiócesis de Valladolid, ciudad donde "en principio seguirá viviendo”, según ha concluido Argüello.

Noticias relacionadas