El vallisoletano Leandro, sin suerte en Sevilla, ya piensa en su decisivo compromiso el 9 de mayo en San Isidro

Leandro, en su actuación en la Feria de Abril en la Maestranza.

Ante un mal encierro de Cuadri, nada pudo hacer en su primero y en el que hacía quinto anduvo desconfiado. El próximo 9 de mayo alterna en Las Ventas con Urdiales y Morenito de Aranda en  la primera corrida de San Isidro, una fecha que tiene que marcar su temporada.

El diestro vallisoletano Leandro pasó sin pena ni gloria por la Maestranza, en uno de los compromisos que debía marcar su temporada. Ante una mala corrida de Cuadri, el vallisoletano nada pudo hacer ante su primer enemigo, un astado de buenas hechuras pero sin ningún fondo. En el que hacía quinto, quizá el más claro del encierro sin ser un derroche de buenas virtudes, Leandro tampoco lo vio claro y no estuvo confiado. Al final, el público se puso del lado del morlaco, que fue aplaudido en el arrastre.

 

Se esperaba mucho del vallisoletano, después de que hace unos años en este mismo escenario y ante el mismo hierro, lograra bordar el toreo. Entonces, solo su fallo a espadas le privó de un rotundo triunfo en una de las capitales de la tauromaquia.

 

No obstante, el diestro vallisoletano, que había comenzado la temporada con dos triunfos en Valdemorillo y el pasado sábado en San Clemente, piensa ya en su vital compromiso en la feria de San Isidro en Madrid, el próximo 9 de mayo. Una fecha que puede ser clave en el devenir de la temporada para Leandro. Ante toros de José Luis Pereda y La Dehesilla, y alternando con Diego Urdiales y Morenito de Aranda, el de Valladolid tiene que dejar su impronta de torero artista y de calidad, que tanto gusta en el coso venteño. Si es así, la campaña 2013 se puede poner de cara.