El vallisoletano Joselillo llega este lunes a San Fermín con la mira puesta en su sexto triunfo consecutivo

El diestro de Valladolid, José Miguel Pérez, arranca temporada en Pamplona compartiendo cartel con Manuel Escribano y Juan del Álamo, ante toros de Dolores Aguirre.

Es uno de sus cosos talismán, donde ya ha hecho el paseíllo en cinco ocasiones, todas ellas con triunfo. El diestro vallisoletano José Miguel Pérez 'Josellillo' vuelve a Pamplona. La cita, con la que abre temporada, tendrá lugar este lunes compartiendo cartel con Manuel Escribano, triunfador en Sevilla, y el salmantino Juan del Álamo, que ya dejó su excelente tarjeta de presentación en Madrid.

 

El vallisoletano, por sexto año consecutivo, se las verá con toros de la ganadería sevillana Dolores Aguirre. “Esperemos poder brindar una buena tarde de toros en homenaje a la ganadera, fallecida este año”, recuerda Joselillo. Esta será la primera cita en la que el coletudo pucelano se vestirá de luces. Su primer compromiso, anunciado en Francia, se suspendió por la lluvia en las postrimerías de abril. “Ya estoy acostumbrado a empezar apostando fuerte. San Fermín siempre es la primera o la segunda corrida del año”, comenta.

 

"Hay que entender la afición de Pamplona, su personalidad e idiosincrasia. Pero cuando algo importante sucede en el ruedo se entera toda la plaza".

 

Para José Miguel, Pamplona es una de esas plazas especiales, no sólo por los triunfos logrados, sino porque “es de los pocos lugares en los que el contrato está asegurado en la próxima feria si el torero triunfa”. Precisamente, todas las comparecencias del vallisoletano las cuenta por triunfos. “Siempre he cortado oreja en todas las tardes, excepto en 2010 que corté a un toro dos trofeos y abrí la Puerta Grande”. Incluso algún triunfo rotundo más se escapo en el filo de la tizona.

 

Para torear en Pamplona hay que conocer a su afición y respetarla. Tiene su propia personalidad e idiosincrasia”. Se refiere el diestro, especialmente al ambiente festivo y de peñas que impera en el sol, donde a veces la algarabía y la fiesta está por encima de la faena. No obstante, Joselillo dice rotundo que “cuando algo importante sucede en el ruedo, se entera toda la plaza" y añade que en la sombra también existe “grandísimos aficionados”.

 

José Miguel Pérez, tras su comparecencia en Pamplona, el próximo sábado día 13 viajará hasta Francia, concretamente en Céret. “Dos fechas importantes que pueden marcar toda la temporada”. Una temporada “ilusionante” a pesar de que la crisis también ha marcado el mundo de la tauromaquia. “Especialmente a los toreros nuevos como yo, que pretendemos abrimos paso en este difícil camino”, dice Joselillo, quien justifica que la situación económica actual se ha llevado por delante muchos festejos de ferias importantes.

 

Pero cuando este lunes, el portón de los sustos se abra en Pamplona, puntualmente, a las 18.30 horas, Joselillo no sabrá de crisis. Solo valdrá toda la intensa pretemporada en el campo y el exigente trabajo físico diario. Eso, su confianza, sus cualidades y el que tenga enfrente harán el resto. Esperemos que no se corte la racha de triunfos. Por cierto, Joselillo ni por asomo correrá el encierro. “La mañana de la corrida dormiré, como mucho al día siguiente veré la carrera desde un balcón”, concluye entre risas.