El Valladolid vuelve a las andadas

Pierde ante el Girona por la mínima, en un partido pésimo de los de Portugal, que le condena a la zona media baja de la tabla, a seis puntos del play off y cuatro del descenso.

El Real Valladolid no tuvo su noche en Montilivi. Muy alejado de la imagen con la que había terminado el 2015, el Pucela se oscureció ante el Girona y pareció un sombra del equipo que venía de conseguir dos victorias consecutivas.

 

La derrota por 1-0 no fue el reflejo de la diferencia que este lunes hubo entre el Girona F.C. y el Real Valladolid. El conjunto catalán pudo ganar con más holgura porque sometió al Pucela en todas las partes del campo. El equipo de Machín se movió con más velocidad y verticalidad, se impuso en los balones divididos, fue más activo en la presión y más preciso en los pases, y en definitiva, jugó mejor al fútbol que el Real Valladolid. Y como consecuencia de ello llegó la derrota, traducida en el marcador nada más comenzar la segunda parte, con un cabezazo de Jairo en el segundo palo libre de marca.

 

Dentro de una línea plana, el Real Valladolid tan solo generó una oportunidad clara de gol, con un disparo desde la frontal al palo de Juan Villar, en el minuto 69, en una fase del partido en la que el Girona cedió metros para dejar jugar a un Pucela que nunca estuvo cómodo sobre el terreno de juego.

 

En los minutos finales el Girona encontró un segundo aire que le faltó al Real Valladolid y tuvo más ocasiones para aumentar el marcador, pero unas veces Kepa y otras la falta de puntería dejó el incierto 1-0 hasta el final, aunque tampoco consiguieron los blanquivioleta arrinconar al Girona en su parcela en el últimos sprint a la desesperada.

 

Con esta derrota, el Real Valladolid se queda en la zona media-baja de la tabla, con 24 puntos, con cuatro de ventaja sobre la zona de descenso y a seis de los puestos del playoff, antes de recibir al Elche C.F. de Rubén Baraja este sábado, a partir de las 18 horas. Una victoria vallisoletana le valdría para dar caza en la clasificación al equipo ilicitano.