El Valladolid también quiere invadir Balaídos

Los jugadores del Valladolid celebran uno de los tres goles de Guerra ante el Celta en el partido de ida. BORIS GARCÍA

El Celta de Vigo, después de la victoria a domicilio en Almería la jornada pasada, es el único equipo de toda la Liga con más puntos como visitante que como local.

No se trata de ningún secreto que el Real Valladolid se juega media temporada este lunes en casa del Celta de Vigo, pero al menos tendrá las estadísticas de su lado. ¿Por qué? El conjunto celeste tiene en su haber el particular honor de ser el único equipo de toda la Liga con mejores números como visitante que como local, toda vez que cuenta con cuarenta puntos que prácticamente dejan sellada su permanencia en Primera.

 

La diferencia no es abismal, es cierto, pero los veintiún puntos cosechados a la hora de coger el autobús frente a los diecinueve con el apoyo de su afición no dejan de ser un dato llamativo, cuanto menos.

 

En realidad todo tiene cierta lógica, y es que los vigueses tuvieron que esperar hasta la jornada quince, el pasado 30 de noviembre, para darse una alegría en casa en forma de victoria ante el Almería en un partido que acabó 3-1, a quien por cierto también derrocaron la semana pasada por 2-4. Hasta aquel 30 de noviembre, nada menos que seis meses habían pasado sin ganar los celestes en Balaídos, desde el 1 de junio de 2013, que se dice pronto.

 

De esta manera, destacan los apenas cuatro partidos ganados en Balaídos de los diecisiete que llevan jugados esta temporada, con siete empatados y seis perdidos que dan con los diecinueve puntos resultantes. Poca recompensa en lo que debería ser un fortín y que se quedarían más bien cortos de no ser por los veintiuno logrados en calidad de visitante.

 

Ahí es precisamente donde debe intentar morder el Real Valladolid en su traslado a Vigo. No destacan tampoco los de Juan Ignacio Martínez por sus datos como visitante –el Pucela es el segundo peor visitante con solo nueve puntos-, pero el hecho de que los celestes estén prácticamente salvados y unos números flojos como local son desde luego una buena noticia para los blanquivioletas.

 

Cabe recordar que, a fin de cuentas, el Valladolid consiguió la victoria más abultada de la temporada precisamente ante el conjunto gallego con un triplete de Javi Guerra en la ida, unido al 0-3 cosechado en Vallecas. Y es que los puntos, a día de hoy, se antojan fundamentales en la lucha por la supervivencia.