El Valladolid Fútbol Sala dice no haber recibido quejas de padres por posibles abusos

El Valladolid Fútbol Sala hizo un comunicado este jueves. VFS

El presunto agresor a menores entrenaba en la actualidad a varios equipos del club, aunque el menor al que supuestamente agredió era de otro equipo de fútbol.

El Valladolid Fútbol Sala no se ha quedado de brazos cruzados tras las acusaciones contra el entrenador de varios de sus equipos de categorías inferiores, quien también era delegado del club. El equipo ha hecho público este jueves por la mañana un comunicado en el que muestra su “repulsa” y “estupor” por los hechos que han terminado con el joven de 27 años ingresado en la cárcel de Villanubla tras la denuncia de una madre de un menor de catorce años, si bien este no formaba parte de este club.

 

“El pasado Lunes 22 de Febrero el club recibía notificación por parte del Cuerpo Nacional de Policía de la existencia de una investigación en curso en relación con el colaborador (delegado) del club D.P.L., requiriéndose la mayor discreción y colaboración al efecto de obtener la máxima información posible con respecto a los hechos delictivos”, ha explicado el club en un escrito oficial. “Inmediatamente, el club procedió a la total desvinculación tanto deportiva como organizativa de esta persona, para que no pudiese tener ningún contacto posterior con jugador alguno”.

 

El Valladolid Fútbol Sala continúa su comunicado dando a entender que hasta este lunes, cuando la Policía les informó de la investigación, no había recibido ningún aviso de los padres de los niños. “El club a día de la recepción de la notificación por parte del Cuerpo Nacional de Policía, no había tenido conocimiento ni queja alguna por parte de ningún padre, jugador o miembro del club, con respecto a comportamientos o acciones anómalas cometidas por el colaborador indicado, que hiciesen sospechar estos lamentables hechos”.

 

En los primeros párrafos, el club de fútbol sala asegura que el presunto agresor, de iniciales D.P.L., llegó al equipo “dos veranos atrás” y que “tras comprobarse su experiencia deportiva en otros clubes de la ciudad y otras actividades deportivas y no existir información alguna que lo desaconsejase se incorporó a su estructura deportiva”.

 

Por último, en el comunicado se muestra “la más absoluta repulsa y condena sobre estos lamentables hechos que tristemente se vienen produciendo en nuestra sociedad contra nuestros menores”.