El Valladolid B se queda a las puertas de la sorpresa en Ferrol

El jugador blanquivioleta Sekou, en una acción del partido en La Malata.

El Real Valladolid B perdió en la lluviosa tarde de este sábado en Galicia por 4-3 en el Estadio Municipal de A Malata de Ferrol ante el Racing Club de Ferrol, uno de los equipos llamados a pelear por la cuarta plaza en el Grupo I de Segunda B.

 

Racing Club Ferrol 4: Mackay, Aspas, Tena, Antonio, Maceira, Iosu Villar, Dani, Adrian Cruz (Iván Forte, min. 84), Pablo Rey, Marcos Alvarez (Damau, min. 81) y Joselu (Churre, min. 84).

 

Real Valladolid B 3: Julio; Juanjo (Anuar, min. 46), Ramiro, Iván Casado, Brian; Ayub, Dani Espinar (Sekou, min. 67); Javi Navas, Jorge Hernández, Toni; y Dani Vega (Ángel, min. 60).
Árbitro: Alonso Prendes (C.T. Asturiano) amonestó a Juanjo e Iván Casado por los vallisoletanos, y a Tena, Mackay y Dani por los ferrolanos.

 

Goles: 1-0, min. 13: Marcos Álvarez. 2-0, min. 16: Pablo Rey. 2-1, min. 21: Jorge Hernández. 2-2, min. 23: Iosu Villa (pp). 3-2, min. 43: Pablo Rey. 4-2, min. 54: Pab. 4-3. Pablo Rey-3, min. 89: Jorge Hernández, de penalti.

 


Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 14ª en el Grupo I de Segunda B disputado en el Estadio Municipal A Malta de Ferrol ante unos 1.000 espectadores y terreno de juego en buenas condiciones, a pesar de la intensa lluvia, que encharcó alguna zona menor.

A punto estuvo el filial blanquivioleta de sorprender al conjunto gallego. Cuando el partido parecía visto para sentencia, el Real Valladolid B tuvo el empate en la derecha de Jorge Hernández. El zamorano puso el 4-3 en el minuto 89, de penalti, y tuvo el 4-4 dos minutos después cuando se plantó ante Mackay en pleno desconcierto ferrolano, pero no pudo superar la salida del arquero gallego, que dio dos puntos a su equipo sobre la bocina.

 

El partido fue más plano de lo que el marcador reflejó, pero tuvo picos de auténtica locura.

 

La primera parte tuvo fases trepidantes. Tras unos primeros minutos de tanteo, se desencadenó una tormenta de goles. Primero le tocó el turno de marcar al cuadro gallego, que se adelantó con un 2-0 en tres minutos, primero con un cabezazo de Marcos Álvarez y poco después con una jugada personal del capitán local, Pablo Rey.

 

Pero pese al mazazo de verse con un 2-0 en el primer cuarto de hora y en un abrir y cerrar de ojos, la reacción vallisoletana fue fulminante y en el minuto 21 Javi Navas puso el 1-2 y apenas dos minutos después Jorge Hernández estableció el empate.

 

Este arranque con más goles que fútbol y clara superioridad de los ataques sobre las defensas, enloqueció el partido, que se convirtió en un correcalles en el que el filial se movía con soltura y dando sensación de claro peligro con un fútbol rápido, alegre y lleno de desparpajo.

 

Pero cuando más cerca parecía el gol vallisoletano y de hecho Javi Navas tuvo un balón claro para adelantar al filial, el cántaro que iba y venía se rompió en la portería de Julio en la jugada siguiente, justo antes de que el asturiano Alonso Prendes pitara el descanso.

 

Tras el descanso, el Racing Club de Ferrol salió con mucho aplomo y superó claramente al filial. Marcó el 4-2 en el minuto 54 y monopolizó el control del juego hasta su recta final.

 

Sekou pudo dar emoción a al último cuarto de hora de partido si hubiera acertado a batir a Mackay en un mano a mano en el minuto 77, pero su disparo, defectuoso, no pudo salvar la salida del arquero gallego.

 

Pero el Promesas demostró mucho carácter porque nunca tiró la toalla. Lo intentó con todo y cuando el partido parecía acabado y más que visto para sentencia, Sekou sí forzó un penalti que Jorge no desaprovechó para dar vida al Promesas, pero lamentablemente se topó con Mackay en la jugada del descuento que pudo haber dado un punto en A Malata al conjunto de Rubén de la Barrera, que el próximo domingo, a partir de las 12 horas, recibirá en los Anexos al R.C. Celta de Vigo B.