Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El Valladolid Atlético consigue una importante victoria ante un rival directo

Los gladiadores azules se impusieron con brillantez en un duelo en el que los vallisoletanos fueron dominadores desde la defensa y la portería

Atlético Valladolid (30): Javi Díaz (Portero), Diego Camino (2), Fernando Hernández (5), Rubén Río (-), Abel Serdio (9), Gonzalo Viscovich (4), Víctor Rodríguez (1) -siete inicial- Roberto Turrado (-), Roberto Pérez (3), Daniel Dujshebaev (3), Miguel Camino (1), César Pérez (portero), Jorge Serrano (-), Luisma Lorasque (2), Nico López (-).

 

Liberbank Ciudad Encantada (23): Leo Vial (portero), Pablo Vainstein (5), David Mendoza (-), Thiago Alves (3), Agustín Vidal (2), Sergio López (1), Vuk Perovic (2) -siete inicial- Kilian Ramírez (portero), Martín Doldan (3), Nacor Medina (5), Marc Canyigueral (2), Hugo López (-), Tomás Herrero (-), Adrián Nolasco (-), Rafael López (-).

 

Parciales cada 5 minutos: 3-2, 5-4, 7-7, 9-7, 13-8, 15-9 -descanso- 18-13, 21-13, 22-16, 24-18, 27-22 y 30-23

 

Árbitros: José Manuel Iniesta y Miguel Martín Soria. Excluyeron a Rubén Río (4’, 38’), Thiago Alves (9’ y 41’), Abel Serdio (10’), David Mendoza (20’), Nico López (24’), Dani Dujshebaev (45’)

 

Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid). 1.807 espectadores. Los jugadores del Recoletas Atlético Valladolid portaron un pañuelo al inicio del partido con el lema de la I Semana del Daño Cerebral Adquirido que organiza ICTIA, la unidad de daño cerebral de ASPAYM Castilla y León con motivo del día internacional de esta patología el próximo 26 de octubre.

El Atlético Valladolid logró su tercera victoria de la temporada. Un triunfo vital porque lo hizo ante un rival directo, el Liberbank Ciudad Encantada, y tranquilizadora porque llegó con un juego muy completo e incluso brillante en defensa. La evolución del conjunto de Nacho González continúa en positivo y el equipo va alcanzando poco a poco su mejor nivel.

 

Así, como la fruta madura la recompensa al trabajo bien hecho llegó por fin a Huerta del Rey con un triunfo contundente, merecido y sin paliativos. El Atlético Valladolid firmó su mejor partido de esta temporada en el momento más idóneo, ante un rival directo como el Liberbank Ciudad Encantada y de la mejor forma posible: brillando en defensa, portería y contraataque y desarrollando un juego ofensivo aún mejorable pero dinámico, veloz y muy inteligente que desarboló a los de Lidio Jiménez.

 

Lo cierto es que los gladiadores azules supieron siempre cómo hacer daño a los conquenses en un choque en el que destacó el conjunto pero también hubo individualidades como las de Diego Camino, que tuvo que multiplicarse ante la ausencia de Alfonso de la Rubia, lesionado. Brilló también con luz propia, un día más, el portero Javi Díaz. Pero el pivote Abel Serdio ayudó con sus 9 goles y el incombustible Fernando Hernández con otros 5 tantos.

 

Tras unos minutos iniciales igualados fue el  Atlético Valladolid el que empezó a coger pequeñas ventajas a partir del minuto 15. La defensa y la portería vallisoletana funcionaba como un reloj y el equipo local comenzó a sentirse cómodo también en ataque, incluso generando numerosos contraataques. Reseñable fueron las tres inferioridades que sufrió el equipo vallisoletano, en las tres ganó a su rival pese a contar con uno menos.

 

Con paciencia, inteligencia y mucha movilidad los gladiadores azules fueron superando la defensa del Liberbank Ciudad Encantada. Los goles de Fernando Hernández, Diego Camino, Roberto Pérez y también de Dani Dujshebaev provocaron la primera gran ruptura en el marcador (11-7, minuto 20), una ventaja que se mantuvo y se amplió al llegar al descanso (15-9).

 

La segunda parte arrancó de la misma manera, con un Atlético Valladolid mucho más activo y acertado en ataque que su rival y pronto la diferencia alcanzó los 8 goles (21-13, minuto 38).

 

El encuentro transcurrió después plácido para los vallisoletanos ante un Ciudad Encantada atascado ante el muro defensivo local. El central Nacor Medina y el extremo Pablo Vainstein eran los únicos que estaban acertados. Los pucelanos lograron frenar el brazo goleador de Thiago Alves

 

El Ciudad Encantada se acercó a 5 goles en el minuto 51 (24-19) tras un parcial de 0-3, pero tras un tiempo muerto de Nacho González el choque volvió a enfriarse y con tres goles consecutivos de Abel Serdio (27-21, minuto 55) el Valladolid recuperó el control. Los visitantes ya no tuvieron tiempo de reacción y el triunfo se quedó en Valladolid.

 

Nacho González, entrenador del Atlético Valladolid, valoró así el triunfo: “Son dos puntos muy importantes, para seguir con esa continuidad. Un partido bastante completo, en defensa a un gran nivel y en ataque vamos poco a poco cogiendo fluidez”.

 

“Vamos mejorando, hoy fueron claves las inferioridades de la primera parte que sacamos en positivo. Ahora lo estamos haciendo mejor. Debemos seguir en esa dinámica, tener menos pérdidas aún para ser más completos”, comentó el técnico.