El vacuno de vida inicia su camino hacia la realidad

(Foto: Chema Díez)

La mesa optó por una subida de 0,06 euros en machos y hembras en una jornada en la que incluso los tratantes demandaron una subida de precios, que dice mucho de la realidad del sector.

 

VACUNO DE CARNE

 

Repetición del precio de machos y hembras por la estabilidad del sector aunque el primero tienda más al alza que la hembra.

 

MESA DE OVINO

 

Subida de 0,05 euros para todos los lechazos salvo la última categoría que ha subido 0,10 euros y repetición para todos los corderos.

El vacuno de vida ha comenzado un ajuste de precios al alza para intentar llegar a una normalidad de precios para la que aún le queda un gran camino por recorrer. Al menos es lo que se desprende de la celebración de la última mesa en la Lonja Provincial, en la que el precio de machos y hembras aumentó su valor 0,06 euros, aunque quizá merecía más.

 

De hecho, hasta los tratantes, siempre reacios a que los precios coticen al alza, demandaron una subida de 0,03 euros para machos y hembras, hecho que aclara y mucho, la situación que atraviesa el vacuno de vida.

 

Los ganaderos, por su parte, pidieron entre 0,06 y 0,09 euros de subida "y aún no se llega al precio que se paga por los animales en el campo", aseveró el ganadero Celestino Martín, quien apuntó además que los machos "se pagan a 0,19 euros más de lo que marca el papel y las hembras 0,12 euros por encima".

 

Finalmente, el presidente, no sin torcer el gesto, se vio 'obligado' a subir 0,06 euros machos y hembras.

 

El campo se muestra con mucha demanda y el mercado, que registró 1.978 cabezas de ganado, contó con un éxito total en ventas debido a la presencia de más compradores en el recinto en busca de animales.

 

EL CEREAL, ESTABLE

 

Por su parte, la mesa de cereales se mantuvo estable sin mucha variación en los precios, ya que tan solo la avena cotizó un euro al alza, mientras que el resto de categorías repitió su valor.

 

La novedad en la mesa ha llegado por el acuerdo entre todos los vocales para dejar solo una categoría de trigo, eliminando pienso y panificable para dejar solo trigo blando.

 

Algo parecido ocurrió con la lenteja que contará solo con una categoría, una vez que la Comisión Gestora apruebe ambas cosas.