El TSJ anula el concurso del centro del centro de residuos para el eje Valladolid-Palencia

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha anulado el concurso convocado por la Junta en 2008 para seleccionar el emplazamiento de un Centro de Tratamiento Integral de Residuos Industriales no Peligrosos en el eje Valladolid-Palencia.


 

Según han informado Ecologistas en Acción, que ha recurrido este proyecto, se ha anulado el concurso para el emplazamiento de estas instalaciones en el eje Valladolid-Palencia y la adjudicación del mismo a la sociedad Complejo Medioambiental Tierra de Campos, S.L. en el municipio palentino de Ampudia.

 

La sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León establece que dicho concurso fue convocado sin el preceptivo informe del Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla y León.
 

 

Además, según ha destacado Ecologistas en Acción, en dicho concurso se decidió otorgar "irregularmente" al grupo de empresas encabezado por Befesa Gestión de Residuos Industriales, perteneciente a la constructora Abengoa, a pesar de que su propuesta carecía del acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Ampudia, que requerían las bases del concurso anulado.

 

La sentencia señala que el centro de residuos industriales no peligrosos proyectado por Abengoa en Ampudia carece de la "cobertura jurídico-geográfica" del Plan de Residuos Industriales de Castilla y León, que no contemplaba y sigue sin contemplar expresamente este centro de tratamiento de residuos.
 

 

Con esta nueva sentencia Ecologistas en Acción afirma que "queda sin sustento legal" este proyecto, que la Junta tramita como Proyecto Regional desde 2010, y que está localizado en el sur de la provincia de Palencia entre las comarcas de la Tierra de Campos y los Montes Torozos.

 

 

Por último los ecologistas piden de nuevo al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, que se cree un grupo trabajo en el seno del Consejo Asesor de Medio Ambiente que asesore la redacción del nuevo Plan de Residuos de Castilla y León, que ya acumula dos años de retraso.

 

 

El Centro de tratamiento de residuos industriales de Ampudia incluía un gran vertedero de 18 hectáreas y 3 millones de toneladas de capacidad, así como diversas instalaciones industriales auxiliares y una incineradora de residuos industriales en masa, con capacidad para al menos 76.000 toneladas al año.

 

 

Para frenar este proyecto se constituyó la Plataforma "Meseta Limpia", integrada por la Mancomunidad Alcor-Campos, numerosos ayuntamientos, organizaciones ambientales y sociales, cooperativas agrícolas y ganaderas, industrias agroalimentarias y empresas turísticas de la Tierra de Campos y los Montes Torozos, en las provincias de Palencia y Valladolid.