El TS concluye la instrucción del caso contra Blanco y da 10 días al fiscal para que se pronuncie

José Blanco
Reclama a la UDEF las últimas diligencias sobre la nave de Sant Boi y le recuerda que él define los límites de la actuación policial


MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El magistrado del Tribunal Supremo José Ramón Soriano ha dictado una providencia en la que anuncia que en breve dictará auto para declarar conclusa la instrucción de la causa en la que se investiga al exministro de Fomento socialista José Blanco por presunto cohecho y tráfico de influencias relacionados con la trama de obtención fraudulenta de ayudas públicas desarticulada en la "Operación Campeón".

En la providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado reclama a la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) para que en los próximos cinco días presente un informe que aún queda pendiente en relación con la actuación del secretario del Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), municipio que avaló una licencia a la empresa Azkar para instalar una nave industrial en unos terrenos próximos al aeropuerto de El Prat.

Esta diligencia tiene como objetivo esclarecer si el ex dirigente socialista medió entre el propietario de Azkar, José Antonio Orozco, y los responsables del Ayuntamiento para que le concedieran la licencia.

La práctica de esta prueba, según Soriano, vendría a completar la declaración prestada el pasado 13 de diciembre en el alto tribunal el técnico de Sant Boi que tramitó la concesión de la licencia, y que en dicho trámtite aseguró que "no recibió instrucción alguna" del alcalde, Jaume Bosch (PSC), "ni de otra persona para que relajara sus requisitos".

El magistrado anuncia igualmente que, transcurridos el plazo para informe dado al Ministerio Público, las demás partes personadas tendrán cinco días para solicitar lo que cada una considere procedente.

TIRON DE OREJAS A LA UDEF

En otro punto de su providencia, notificada este lunes, el magistrado del Supremo recuerda que sus requerimientos a la UDEF a lo largo de la intrucción de esta causa dejaban "muy definidos los límites de la labor de la policía" y que ésta debía limitarse a proponerle "las diligencias que complementaran la instrucción o practicar las que directamente se le ordenen, para el esclarecimiento de los hechos, todo ello en orden a la clarificación de la presunta comisión del delito o delitos de tráfico de influencias o cohecho, atribuidos al aforado".

Con estas afirmaciones, el magistrado da respuesta a los últimos escritos presentados por la defensa de Blanco, que ejerce el abogado Gonzalo Martínez-Fresneda, solicitando la expulsión de la causa el resultado de determinadas investigaciones realizadas por la UDEF después de que el propio alto tribunal certificara que esta unidad policial no contaba con el mandato del magistrado para realizarlas. La defensa las considera, por lo tanto, "ilegales".

La Secretaria de la Sala de lo Penal del alto tribunal certificó a mediados del pasado mes de enero que no existía "constancia alguna" de resolución judicial, auto o providencia por la que el juez soriano dispusiera de la entrega a la UDEF de ocho discos duros incautados en Andorra a Xoán Bazarra. Se trata de un socio de Jorge Dorribo, el empresario farmacéutico que denunció la implicación en la trama del exdirigente socialista.

De hecho, el pasado mes de noviembre Soriano dictó un auto rechazando incorporar a la causa el contenido del ordenador de Bazarra al considerar que la petición realizada por la Fiscalía en este sentido daría lugar a duplicar la instrucción que por esta trama realiza el Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo.

Se da la circunstancia de que Bazarra ocupó el cargo de jefe de gabinete del exconselleiro de Innovación e Industria con el bipartito, Fernando Blanco, quien dimitió como diputado del BNG a raíz de ser implicado por Dorribo en esta trama.

Igualmente, la Secretaría de la Sala Segunda del alto tribunal certificó que no existe constancia de que Soriano ordenara a la brigada policial la intervención de comunicaciones telefónicas procedentes del sumario de Lugo ni que autorizara a sus integrantes a acceder a su contenido, según la certificación a que ha tenido acceso Europa Press. La UDEF quiso volver a escuchar estas intervenciones para realizar una segunda transcripción pero este pretensión no fue escuchada.