El triunfo se le resiste al Aula Cultural

La vallisoletanas firmaron un empate ante el Canyamelar Valencia en un partido donde siempre fueron por delante.

Aula Cultural 23: María González (p) Patricia Fernández, Celia López (5), Ana Vergara, Ángela Nieto, Isabel Calderón (3), Alicia Torres (1), Cristina Cifuentes (4), Raquel de la Cruz (3), Teresa Álvarez, Cecilia Cossío, Bea Casquero, Laura Muñíz (p) y Amaia Garibay (7).

 

Canyamelar Valencia 23: Esther Lacueva, Patricia Cañavera, Patricia Descalzo (7), Estefanía Descalzo (4), Gema Santaisabel (1), Dolors Esterri (3), Carolina Gimeno, Mireya Payá (2), Paula Llinares (3), Cistina Morell, Silvia Amo, María Amparo Aguas, Estefanía Monrós, Sheila Segura (3).  

 

Parciales: 2-1, 3-2, 4-5, 6-6, 9-8, 11-10 // 13-13, 16-14, 19-15, 20-18, 22-20, 23-23

 

Árbitros: Julio Posada y Efrén Muñoz, del colegio madrileño que excluyeron a María González, Bea Casquero e Isabel Calderón por parte del BM Aula Cultural y a Sheila Segura (2) y Patricia Cañamera por parte del Canyamelar Valencia.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 6ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Polideportivo Miriam Blasco ante unos 400 espectadores.

El Aula Cultural ha logrado sumar un nuevo punto, el segundo como local, en un partido ante el Canyamelar Valencia que tuvo de cara durante muchos minutos.  De nuevo, la falta de acierto en los momentos finales condenó a un conjunto vallisoletano que, pese a todo, volvió a mostrar su mejor versión. Una vez más, se desmotró que este equipo está hecho de otra 'pasta' y que sus jugadoras pueden competir ante cualquier rival esta temporada por superior que parezcan a priori.

 

El choque se presentaba con cierta incertidumbre por saber cómo reaccionarían las chicas de Miguel Ángel Peñas a la dura derrota en Porriño y después de conocer la mala noticia de la lesión de larga duración de su guardameta titular Lourdes Guerra. Sin embargo, el BM Aula supo sobreponerse a todos estos hándicaps para volver a firmar un encuentro sobresaliente.  Sólo la mala suerte en los minutos finales privó al CD Balonmano Aula de sumar una nueva victoria, la que sería la segunda en esta temporada.

 

Pese a contar con esta importante baja, las vallisoletanas no acusaron la ausencia y pronto se pusieron por delante en el marcador y con una defensa 'de 10' pudieron establecer las primeras diferencias. De hecho, la ventaja lograda en los compases iniciales nunca fue abandonada por el cuadro castellano, salvo en los dos últimos minutos, cuando las levantinas empataron el choque.

 

Hasta ese momento, casi todo salía a pedir de boca. Bajo palos, el trabajo era formidable. La efectividad de cara a gol volvía a ser la de los partidos anteriores al de Porriño. Y en defensa, al contrario que hace una semana, la actitud era de la mejor de la temporada. Todas estas circunstancias se traducían en un dominio vallisoletano y en un marcador favorable con ventajas que oscilaban en uno ó dos goles. Las levantinas no dejaban que esta diferencia aumentase y con buenos contragolpes y varias defensas de mérito mantenían el choque parcialmente igualado.

 

De nuevo, el esfuerzo de todas las jugadoras y el espíritu de sacrificio volvía a ser protagonistas en un BM Aula que quería llevarse el triunfo y dar la primera alegría de la temporada a su 'entregada' afición. Sin embargo, esto es División de Honor y aquí ningún equipo regala nada. Por eso, el Canyamelar se pudo el 'mono de trabajo' para que cuando peor pintaban las cosas para las visitantes, mejor balonmano ofrecieron. La distancia era de cuatro goles favorable al Aula Cultural, pero conforme avanzaban los minutos, la ventaja se reducía. Una ventaja que dejó de ser tal para desilusión del cuadro local que vio como por tercera vez, el equipo vallisoletano se quedaba 'con la miel en los labios'.

 

Pese al empate hay que ver lo positivo. El grupo está totalmente recuperado de los dos duros golpes de los últimos días y en el Miriam Blasco las chicas de Miguel Ángel Peñas volvieron a demostrar que es Aula puede y debe competir y plantar cara a cualquiera. En esta ocasión la segunda victoria no llegó aunque el camino a seguir para lograrlo parece 'allanado' para asestar el golpe defintivo en la próxima jornada liguera.