El Tribunal Superior de Justicia avala el traslado temporal del Mercado del Val a Poniente

Entrada al Mercado del Val, en su actual emplazamiento de Poniente.

El voto particular de la presidenta ha servido para validar la ubicación del mercado "por su carácter temporal y reversible". El Ayuntamiento de Valladolid decidió este emplazamiento por las obras del mercado original.

Según ha informado el colectivo Ecologistas en Acción en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, a través de una sentencia de 14 de mayo la Sala de lo Contencioso Administrativo ha confirmado la previa del juzgado nº 2 de Valladolid, que en octubre de 2014 desestimó el recurso de Ecologistas en Acción.

 

Dos de los tres magistrados de la Sala consideran que los mercados de abastos son un "servicio básico para la población" y que el Mercado del Val es un uso dotacional "sin duda compatible con el uso de espacio libre público".

 

Además, defienden que que la calificación que hace el PGOU de la Plaza del Poniente es la de Sistema Local de Espacios Libres Públicos -no Zona Verde-, por lo que "no toda la zona del Poniente tiene la naturaleza de zona verde". Del mismo modo, comparten que la Plaza del Poniente es un espacio libre catalogado y protegido especialmente, pero añaden que no lo es menos que la norma no especifica cuáles son las concretas medidas que han de adoptarse para materializar tal protección.

 

Respecto al mercado opinan que se trata de una intervención "que no sólo es provisional y temporal sino además totalmente reversible" y que "ni ha afectado a ningún árbol ni impide las circulaciones interiores en la Plaza, que sigue manteniendo su condición recreativa".

 

Ecologistas en Acción ha lamentado la decisión mayoritaria de la Sala del TSJCyL y coincide con la presidenta de la Sala cuando en su voto particular de diciembre de 2013 a favor de la suspensión cautelar del traslado del Mercado del Val señalaba que "no es relevante que sea una instalación provisional absolutamente desmontable, pues mientras no se desmonte ocupa el parque del mismo modo que una instalación definitiva e impide de igual manera el uso del espacio libre ajardinado en la forma en que venía realizándose".

 

Este colectivo recuerda que la magistrada sigue reiterando que el uso del Mercado del Val es de comercio y que de acuerdo al PGOU de Valladolid en los espacios libres el uso comercial sólo se admite si se trata de quioscos en régimen de concesión además de que la Plaza del Poniente "no es un espacio libre cualquiera sino un espacio libre catalogado y protegido [*] lo que no parece en modo alguno compatible con la instalación de un mercado de abastos, que altera tanto su condición de plaza como la de jardín".

 

En este comunicado Ecologistas asegura también que la magistrada no ve que se haya justificado que no haya ningún otro lugar idóneo para efectuar el emplazamiento de los industriales del mercado que no sea el espacio libre público de que se trata.

 

Para Ecologistas, se ha abierto una interpretación "muy peligrosa" de la normativa urbanística desde el convencimiento de que da a entender que en Valladolid no hay zonas verdes porque los parques públicos no se califican expresamente como tales en el PGOU, "y que cualquier parque, aunque esté especialmente catalogado y protegido, puede edificarse por interés público, más aún si es con carácter provisional y reversible".

 

Del mismo modo, este colectivo ha advertido de que esa ocupación temporal durará más de los dos años comprometidos "a la vista de la marcha de las obras del Mercado del Val".

 

Para los ecologistas, la edificación de un parque público devuelve a la ciudad a los "años negros" de la especulación inmobiliaria " o al urbanismo de la Marbella de Jesús Gil y Gil", por lo que han asegurado que continuarán sus iniciativas para defender los parques públicos y los espacios naturales protegidos "de la arbitrariedad de las autoridades".