El trasplante de pelo en 10 cuestiones clave

Transplante de pelo (Foto: Europa Press)

La técnica que se emplea en la actualidad es la del microinjerto ('pelo a pelo'), ya que produce un resultado totalmente natural.

Se trata de una técnica quirúrgica que en nuestro país realizan tanto dermatólogos como cirujanos plásticos y que debe ser realizada por personal médico con experiencia en esta área. Tanto hombres como mujeres pasan por estos tratamientos en una proporción similar.

 

Según explica a Infosalus el doctor Sergio Vañó, director de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar Reconstructivo del Hospital Universitario Ramón y Cajal de la Comunidad de Madrid y de la Clínica Grupo Pedro Jaén, el trasplante capilar consiste en trasladar pelo del propio paciente de la zona de la nuca al área de alopecia.

 

La técnica que se emplea en la actualidad es la del microinjerto ('pelo a pelo'), ya que produce un resultado totalmente natural. Dentro del microinjerto existen varias técnicas que el médico elegirá en función del tipo de paciente.

 

Según apunta el doctor Vañó, la Dermatología es la especialidad que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las alopecias, y por tanto el dermatólogo si además realiza trasplante capilar puede ofrecer un manejo integral del paciente con alopecia.

 

"En otros países es necesaria una capacitación específica para realizar trasplante capilar. En este sentido, desde el Hospital Ramón y Cajal organizamos una iniciativa pionera, el I Máster Internacional en Tricología y Trasplante Capilar, para de esta forma perfeccionar la formación en esta área de los dermatólogos", apunta el dermatólogo.

 

A continuación el doctor Sergio Vañó contesta para los lectores de Infosalus a 10 cuestiones clave sobre el trasplante capilar.

 

1. ¿Resulta doloroso?

 

Es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza con anestesia local y a veces con sedación, por lo que el dolor es mínimo. Después de la cirugía, la recuperación es muy rápida: al día siguiente el paciente ya se encuentra físicamente bien y a los 5 días ya puede volver al trabajo.

 

2. ¿Es un procedimiento largo?

 

Al ser un proceso muy laborioso (hay que ir implantando los folículos pilosos uno a uno) es una cirugía larga, se tarda unas 6 horas, pero la parte quirúrgica en sí es la inicial (sólo 1 hora) y el resto del tiempo es lo que se tarda en preparar los folículos e implantarlos.

 

3. ¿Puede cubrir por completo el cuero cabelludo?

 

La superficie a cubrir con un trasplante capilar va a depender de dos factores: la 'reserva' de pelo que tenga el paciente en la zona de la nuca y la superficie total de alopecia. Por lo general, en alopecias no muy avanzadas sí se puede cubrir de forma satisfactoria gran parte del cabello perdido por el paciente.

 

4. ¿Es pelo sintético o natural?

 

El pelo trasplantado es absolutamente natural, del propio paciente. La razón de adquirirlo de la zona de la nuca es que en esa región el pelo es genéticamente resistente al proceso de alopecia, por lo que ese pelo trasplantado ya nunca se perderá. No obstante, es importante que el paciente combine el trasplante capilar con un adecuado tratamiento médico de su alopecia (minoxidil o antiandrógenos) para evitar que el pelo no trasplantado se pierda.

 

5. ¿Se implantan folículos pilosos?

 

Lo que trasplantamos son unidades foliculares, que abarcan tanto al folículo piloso como a la raíz folicular. Es esta última la estructura importante en un trasplante capilar, ya que al ser la 'fábrica' del folículo piloso es la que irá produciendo de forma continuada folículos pilosos de la misma forma que lo hubiera hecho en la zona de la nuca.

 

6. ¿Se pueden realizar trasplantes de folículos de otras partes del cuerpo? ¿O de donante?

 

Cualquier folículo piloso puede trasplantarse a otra zona corporal. Lo importante es ver si ese pelo tiene las características idóneas para producir un resultado natural en la zona trasplantada. Siempre debe ser del mismo paciente, ya que si trasplantamos pelo de un paciente a otro el receptor podría rechazarlo, de la misma forma que ocurre en los receptores de otros órganos trasplantados.

 

7. ¿Es más común en hombres o en mujeres?

 

Muchos pacientes piensan que el trasplante capilar es una herramienta terapéutica exclusiva de los hombres y no es así. De hecho, a nivel personal actualmente estamos trasplantando un 50% de hombres y un 50% de mujeres. El resultado cosmético es óptimo en ambos, pero es muy importante seleccionar de forma adecuada a los pacientes (deben tener buena zona donante de donde extraer el cabello).

 

8. ¿Existe algún producto que recupere o regenere el folículo piloso?

 

Actualmente los tratamientos médicos que han demostrado efectividad para el tratamiento de la alopecia androgénica son el minoxidil y los antiandrógenos. Existen otros modernos tratamientos como el plasma rico en plaquetas o los antiandrógenos infiltrados que pueden servir de complemento a lo anterior. Sin embargo, otros productos que 'venden' una regeneración capilar a base de diferentes compuestos vegetales no tienen ninguna evidencia científica y no son efectivos.

 

9. ¿Todo el mundo puede someterse a una intervención de este tipo?

 

No todo el mundo puede someterse a un trasplante capilar. El criterio de selección más importante es que el paciente tenga buena zona donante (debe tener una adecuada 'reserva' de pelos de donde poder extraer). Además, es importante que el paciente realice un adecuado tratamiento médico para preservar el resto del cabello no trasplantado y que tenga una expectativa realista.

 

A nivel de riesgo quirúrgico, al ser una cirugía mínimamente invasiva, una inmensa mayoría de los pacientes no tendrá ninguna contraindicación para la realización de un trasplante capilar desde el punto de vista del riesgo quirúrgico.

 

10. ¿Es una intervención privada o en algún caso está cubierta en el Sistema Sanitario Público?

 

Por lo general el trasplante capilar es una intervención estética que se realiza a nivel privado. El coste va a depender del tipo de técnica y de la extensión del trasplante, costando entre 6.000 y 9.000 euros como regla general.

 

Sin embargo, desde este año 2015, el Servicio de Dermatología del Hospital Ramón y Cajal dispone de la primera Unidad de Trasplante Capilar Reconstructivo del Sistema Sanitario Público español, donde de forma muy seleccionada puede realizarse trasplante capilar a pacientes con alopecias cicatriciales producidas por cirugías oncológicas o por accidentes de tráfico.